Píldoras Anti-Masonería

El blog CLAVIJO defiende los valores

de la Iglesia Católica y de España

amenazados por el proyecto masónico-luciferino

"Nuevo Orden Mundial"


e-mail: ClavijoEspana@gmail.com



jueves, 8 de enero de 2015

ISLAM: "Detrás de cada musulmán, hay un islamista en potencia". Es la advertencia de los cristianos refugiados de Iraq. Tras la matanza de hoy en Paris, Europa ya no puede mirar para otro lado. Pídeles que apoyen a los cristianos perseguidos (1673)

UNIÓN EUROPEA TIENE LA OPORTUNIDAD 
DE LIDERAR LA DEFENSA 
DE LA LIBERTAD RELIGIOSA
CitizenGO-Luis Losada (7/1/2015):  Un grupo terrorista islámico entra en el semanario francés que había publicado las caricaturas de Mahoma con AK-47. Disparan ráfagas y se llevan por delante la vida de al menos 12 personas.
Los cristianos refugiados de Iraq se lo dijeron estas navidades a la delegación de Ayuda a la Iglesia Necesitada: "O les paráis aquí o les tendréis ahí”. Tarjeta amarilla. Lamentablemente ha pasado. Por eso es tan importante que paremos al Estado Islámico y apoyemos a los hermanos cristianos perseguidos por su fe.
Nuestro país no es ajenos al proceso de islamización, Fernando. La presencia del Islam es creciente y con voluntad de expansión y de control en toda América Latina.
Y no tienen problemas de juntarse con las maras y los narcos. Ninguno. Con la ventaja de poder lavar el dinero con la valija diplomática de los estados que apoyan y financian la yihad.
Y una segunda "ventaja”: convierten a asesinos pandilleros en héroes religiosos. Así me lo cuentan expertos en seguridad.
Te paso una foto exclusiva de unos 'pandilleros' reconvertido al islamismo radical en la Meca (Arabia Saudita)
Nos lo advierten los cristianos perseguidos de Iraq: "detrás de cada musulmán hay un islamista en potencia”.
Si ya firmaste, por favor, comparte con tus familiares y amigos. Necesitamos alzar la voz con mucha más fuerza. No podemos permanecer con los brazos cruzados mientras el radicalismo siembra el terror en todo el mundo. No podemos mirar para otro lado cuando nuestros hermanos en la fé están siendo expulsados de sus casas con lo puesto, asesinados, violadas sus mujeres, secuestrados, crucificados. ¡Hasta han llegado a matar a niños!
¡Ya está bien! Ha venido a decir el Papa Francisco en multitud de ocasiones.
Por eso es hora de que hagamos algo concreto. Los organismos internacionales tienen mucho que decir. La Unión Europea también. Y ya no es un asunto externo, sino interno.
Píde a las instituciones europeas que protejan a los cristianos perseguidos, que les ofrezcan asilo y aseguren la reunificación familiar. Y que revisen las políticas de Cooperación suspendiendo los programas de aquellos países que no velan adecuadamente por la libertad religiosa.
Me sobrecoge la fe de estos hermanos. Lo han perdido todo. Su casa, sus pertenencias, en algún caso los seres queridos. Viven hacinados en campamentos lúgubres. Pero en Navidad no perdieron la esperanza. Ni la Alegría. Cantaron salmos en arameo, para diferenciarse de los musulmanes. Fue superemocionante vivirla con ellos.
Cuando Ayuda a la Iglesia Necesitada les pregunta si están enfadados con Dios, responden. "¿Por qué? El nos ha salvado, nos ha sacado de una muerte segura”. Se me saltan las lágrimas.
¿Podemos hacer algo? Sí. Europa debe moverse. Ya. Tras la matanza de Paris de hoy no puede seguir mirando para otro lado.
Luis Losada Pescador y todo el equipo de CitizenGO
Estimados presidentes y ministros:
Las condiciones de las comunidades cristianas y de otras minorías religiosas en muchos países de África u Oriente Medio siguen deteriorándose. Son marginados, perseguidos, expulsados de sus casas o asesinados.
Por ello pedimos que se respete el compromiso de la presidencia italiana de la UE en relación a la libertad religiosa con medidas concretas:
Desarrollar una política integral en materia de asilo por motivos religiosos, con especial atención a la difícil situación de los cristianos perseguidos.
Asegurar la reunificación familiar una vez superada la actual situación de emergencia para facilitar el regreso de los cristianos en la diáspora a sus países de origen. 
Aumentar la vigilancia de la situación de las comunidades cristianas y de otras religiones en el diálogo político de la UE con los países de Oriente Medio y África. Eso significa condicionar la Política Europea de Vecindad –incluido el apoyo financiero- al respeto de los derechos humanos en general y la libertad religiosa en particular.
Imprime esta entrada