Píldoras Anti-Masonería

El blog CLAVIJO defiende los valores

de la Iglesia Católica y de España

amenazados por el proyecto masónico-luciferino

"Nuevo Orden Mundial"


e-mail: ClavijoEspana@gmail.com



martes, 11 de marzo de 2014

11-M-2004: Conspiración y Atentado Masónico de Madrid que dió el poder a Zapatero para destruir España-Todo sobre el 11/M-Seguimos exigiendo la VERDAD al PPSOE (1260)

SUMARIO
1. Peleando contra Zombis por la verdad (Luis del Pino) 
2. Los Enigmas del 11-M (Blog Luis del Pino)
3. ¿Titadyn o Goma 2? (Video)
4. Homenaje a las Víctimas
5. Golpe de estado Masónico al Régimen (Clavijo)
6. La Masacre de Atocha en Madrid (El Mundo)
7. Mentiras del Juicio del 11M (José M. de Pablo)
8. "Sin Complejos" (esRadio)
9. Plataforma "Peones Negros
10. Conspiraciones (Pío Moa)
11. Nos helarán la sangre (Jaime Mayor Oreja)
12. Indignación de las Víctimas (AAV-11M)
13.  Píldoras Anti-Masonería (Clavijo)

1. Peleando contra Zombis 
Por la verdad del 11/M
Luis del Pino-Editorial del programa "Sin Complejos" de <esRadio> (11/2/2012): Seguro que todos ustedes han oído hablar en las noticias, en más de una ocasión, de que tal o cual servidor de internet de algún organismo o empresa fue atacado por piratas informáticos, haciendo que dejara de funcionar.
Por ejemplo, el pasado mes de enero, después de que las autoridades americanas cerraran Megaupload (un famoso sitio web dedicado a la descarga de vídeos por Internet) los piratas informáticos lanzaron una serie de ataques contra diversos servidores, entre ellos los del propio FBI.
¿Cómo se realizan esos ataques? Para aquellos de ustedes que no entiendan nada de informática, vamos a poner un ejemplo sencillo: supongan que una gran multinacional tiene un servicio telefónico de atención al cliente y que alguien, con intención de dañar a esa empresa, se dedica a bombardear durante una mañana a ese servicio de atención al cliente con miles de llamadas con reclamaciones falsas. El resultado sería que el servicio técnico de la empresa quedaría colapsado, ¿verdad?
Bueno, pues eso es lo que hacen los piratas informáticos cuando lanzan uno de sus ataques: bombardear los servidores Internet con una avalancha de peticiones en un espacio de tiempo muy corto, lo que hace que el servidor se colapse durante horas, originando cuantiosísimas pérdidas económicas y de imagen a las empresas y organismos atacados.
Para evitar ser detectados y detenidos, los piratas informáticos se comportan de manera bastante inteligente. Por ejemplo, en lugar de lanzar esos ataques desde sus propios ordenadores, lo que hacen es otra cosa: durante meses, utilizan todo tipo de técnicas para acceder a los ordenadores de personas normales que utilizan Internet, e instalan en esos ordenadores unos programas ocultos, que se quedan inactivos, a la espera de recibir las órdenes oportunas.
Cuando llega el momento de lanzar un ataque masivo, los piratas informáticos envían una orden a esos programas durmientes y, de repente, miles o decenas de miles de ordenadores, pertenecientes a usuarios normales y corrientes, se ponen a enviar una avalancha de peticiones al servidor Internet que el pirata quiera atacar. A esos ordenadores que participan involuntariamente en los ataques lanzados por los piratas informáticos se los denomina zombis.
En otras palabras: el pirata informático lanza sus ataques utilizando como zombis los ordenadores de personas comunes y corrientes, sin conocimiento de sus dueños. De ese modo, si la Policía trata de rastrear desde qué ordenadores se ha lanzado el ataque, se encuentra con esos zombis. Y de nada sirve, por supuesto, preguntar a los dueños de esos ordenadores, porque no tienen ni idea de lo que está pasando.
Eso obliga a las fuerzas de seguridad a realizar complejas investigaciones, para tratar de determinar quién es el verdadero cerebro de los ataques, quién es el que controla esos ordenadores zombis que son los que llevan a cabo, en último término, el ataque.
Ayer saltó la noticia de que la sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid ha decidido archivar la querella contra el ex-jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, que la juez Coro Cillán estaba instruyendo. Los tres jueces de esa sección de la Audiencia no han entrado a valorar si el ex-jefe de los Tedax mintió o no, si manipuló o no pruebas o si respetó los protocolos de actuación en caso de atentado terrorista o se los pasó por el forro de sus caprichos. Se han limitado a archivar la querella diciendo que hace dos años otro juzgado ya había desestimado otra querella similar contra Sánchez Manzano, presentada (nadie sabe por qué) por el partido Alternativa Española.
En realidad, lo que ese otro juzgado hizo es desechar aquella extraña querella quince días después de su presentación, sin ni siquiera entrar a valorarla. Pero ahora se utiliza torticeramente ese hecho para proporcionar una bofetada judicial más a las víctimas del 11-M, que ven cómo les paralizan la causa por algo en lo que ellos no han tenido ni arte ni parte.
Esa decisión de la Audiencia Provincial ha causado una lógica consternación entre las víctimas del 11-M, que ven con desolación cómo se las cierra una puerta, otra más, para intentar averiguar quién cometió la masacre de Madrid.
Pero nos equivocaríamos si nos limitáramos a señalar con el dedo acusador a la sala que ha emitido un auto tan escandaloso. Esos jueces, esos malos jueces, no son otra cosa que zombis judiciales. No es entre ellos donde hay que buscar a quien verdaderamente toma las decisiones, a quien tiene en su mano la posibilidad de decidir si se investiga o no el 11-M.
A las víctimas del 11-M las llevan toreando ya ocho años, mintiéndolas sobre la autoría de la masacre, haciéndolas concebir luego falsas esperanzas en un juicio que terminó convirtiéndose en una farsa y dejándolas por fin intentar la vía judicial ordinaria contra los manipuladores de pruebas, para cerrársela de un portazo en cuanto la juez correspondiente demostró que estaba dispuesta a ir hasta el final.
Y en cada uno de esos pasos se ha utilizado a los zombis judiciales para hacer el trabajo sucio de engaño a las víctimas: primero Del Olmo, después Gómez Bermúdez y ahora la sección 17 de la Audiencia Provincial.
Ante eso, las víctimas del 11-M pueden seguir intentando recurrir, y pegarse de cabezazos contra el muro de una justicia sometida al poder político... o pueden, por el contrario, darse cuenta de que las están tomando el pelo, y de que quien manda abrir o cerrar cauces judiciales en este tema no son los jueces, sino las instancias políticas.
En lugar de perseguir zombis, a quien hay que plantear las exigencias es a la cabeza pensante, a quien tiene el poder de poner los recursos del estado al servicio de la verdad o de la mentira.
En estos momentos estamos dirigidos por un gobierno del Partido Popular que cuenta con mayoría absoluta. Un gobierno que dispone de al menos dos vías legales distintas para solicitar la reapertura del sumario del 11-M. Y que si no lo hace será porque no le da la gana.
Ahí es donde hay que dirigirse. Y pedir públicamente al ministro de Justicia que tome las medidas que tenga que tomar. Y ponerle en evidencia si no lo hace.
Todo lo que no sea eso, todo lo que no sea utilizar la fuerza de la opinión pública para exigir a los poderes públicos que aclaren quién cometió la masacre del 11-M es un esfuerzo inútil. Y, como decía Ortega y Gasset, los esfuerzos inútiles conducen a la melancolía.
Lo único que puede desbloquear la situación es que las víctimas del 11-M comprendan que no tienen por qué limitarse a pedir la verdad. Por la sencilla razón de que tienen derecho a exigirla. Pero no a los zombis, sino a sus amos.
2. Los enigmas del 11-M
"Ingeniería social con olor a cloaca"
Blog de Luis del Pino
Libertad Digital (10/2/2012): Sánchez Manzano mintió ante la Comisión del 11-M, mintió ante el juez de instrucción Del Olmo y mintió ante el tribunal presidido por el juez Gómez Bermúdez:
-Lo hizo al declarar, y luego negar, que en los focos de explosión del 11-M había aparecido nitroglicerina.
-Lo hizo al declarar que el explosivo de la mochila de Vallecas coincidía, en todos sus componentes, con el explosivo encontrado en una furgoneta Kangoo en Alcalá de Henares en la mañana del 11-M.
-Lo hizo al declarar en el juicio que empleados de una fábrica de explosivos confirmaron que el explosivo encontrado en la furgoneta Kangoo era Goma2-ECO.
Sánchez Manzano tenía la responsabilidad, puesto que se hizo cargo de ellas, de custodiar las muestras recogidas en los trenes del 11-M, pero aquellas muestras desaparecieron a centenares.
Sánchez Manzano tenía la responsabilidad, según los protocolos, de enviar las muestras de los trenes a la Policía Científica para su análisis químico, pero la Policía Científica nunca llegó a recibir las muestras recogidas en los focos de explosión.
La actuación de Sánchez Manzano impidió, por tanto, que sepamos, a fecha de hoy, qué explosivo estalló en los trenes que mataron a 193 personas el 11 de marzo de 2004.
Por eso se querelló contra él, y contra su jefa de laboratorio, la asociación mayoritaria de víctimas del 11-M, dirigida por Ángeles Domínguez. Querella que le correspondió por reparto a la juez Coro Cillán y que nos ha permitido conocer numerosos detalles adicionales sobre el proceso masivo de destrucción, ocultación y sustitución de pruebas que se puso en marcha muy pocas horas después de que 10 bombas hicieran explosión en cuatro trenes de cercanías de Madrid.
Pero ahora, la sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid ha decidido dar carpetazo a la causa, impidiendo así que continúen las investigaciones.
Y no da carpetazo porque sea falso que Sánchez Manzano mintiera, ni porque sea falso que Sánchez Manzano dejara que desaparecieran las muestras del 11-M, ni porque sea falso que Sánchez Manzano incumpliera su obligación de enviar las muestras de los trenes a la Policía Científica.
El argumento de la Audiencia Provincial de Madrid para archivar la causa es que existió una querella contra Sánchez Manzano que el partido Alternativa Española presentó ante la Audiencia Nacional y que la Audiencia Nacional desestimó en su día, sin ni siquiera tomarla en consideración. Y que, por tanto, nadie más puede presentar querellas contra Sánchez Manzano por esos mismos hechos.
O sea, para que ustedes se enteren de la jugada: un mes antes de que la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M presentara su querella en 2009 contra Sánchez Manzano en los juzgados ordinarios, el partido político Alternativa Española (que nunca había emprendido ninguna iniciativa jurídica sobre el 11-M) presenta una querella en la Audiencia Nacional, que es desestimada de inmediato (quince días después). Y dos años más tarde, se utiliza ese hecho por parte de la sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid para dar carpetazo a una causa, la instruida por la juez Coro Cillán, que estaba empezando a irse de las manos.
Ya que no podemos achantar a la juez Cillán difamándola, echamos mano de una sorprendente querella que nadie sabe quién ha instigado y cerramos la causa por la cara.
Y si eso significa dar una nueva bofetada judicial a las víctimas del 11-M, que siguen sin saber quién las convirtió en víctimas, pues no pasa nada. Cuánto apesta este país, ¿verdad?

3. ¿Titadyn o Goma 2? 
Antonio Iglesias
Químico, perito en el juicio del 11-M (18/05/2009: "En los análisis del 11-M salió el retrato robot del Titadyn. La sentencia, con todos los respetos, tiene muchas lagunas"
Antonio Iglesias dejó de trabajar "contrarreloj" hace ahora dos años, cuando, en San Isidro de 2007, concluyó la pericial sobre explosivos ordenada por el tribunal del 11-M. A partir de ese momento, ya con calma, comenzó otro encargo que sólo él se había hecho, impulsado por la "insatisfacción comprimida" que le habían dejado las prisas con las que los ocho expertos reunidos por la Audiencia Nacional habían tenido que trabajar. 
Iglesias empezó a revisar todos los análisis y a replantearse los puntos en los que los cuatro peritos independientes no habían llegado a un acuerdo con los dos de la Policía y los dos de la Guardia Civil. Esas diferencias eran lo que Iglesias describe como "discrepancias sin red". El resultado ha sido un macroinforme visado en el Colegio de Químicos de Madrid que cuestiona la conclusión principal de la sentencia y que en breve verá la luz en La Esfera de los Libros. 
Pregunta.- La vía para determinarlo ha resultado muy enrevesada, pero la pregunta a la que respondía era simple: ¿qué estalló en los trenes? 
Respuesta.- En el foco que mejor se pudo analizar, en la estación de El Pozo, es altamente probable que Titadyn. Aparecen todos los componentes, aparece el retrato robot del Titadyn, que para eso se hacen las analíticas. 
P.- Lo cierto es que los magistrados dejan abierta una puerta a que se empleara otro explosivo, pero centran el relato y las condenas en la Goma 2 ECO robada en Asturias. Su informe vierte muchas críticas a la parte de la resolución que afecta a los explosivos. 
R.- La sentencia, con todos los respetos, tiene muchas lagunas, aunque entiendo la dificultad de los jueces para moverse por el campo de la química analítica. Dice con una rotundidad demoledora que, en todos los focos, como se había detectado dibutilftalato, ajeno al Titadyn, estalló Goma 2 ECO. En cambio, ignora la presencia también en todos los focos de dinitrotolueno (DNT), que no forma parte de ese explosivo. Eso hay que decirlo ahí, señor juez. Tampoco dice nada de que los Tedax lavaran las muestras y no guardaran el material, pese a que cualquier estudiante de laboratorio sabe que hay que hacerlo. 
P.- Al margen de lo que se pueda reprochar a la sentencia, usted aporta datos nuevos y relevantes que el tribunal no pudo tener en cuenta al redactarla. Por ejemplo, que en el Titadyn incautado a ETA en Cañaveras sí había dibutilftalato, pese a que su teórica ausencia llevó al tribunal a inclinarse por la Goma 2 ECO, que sí lo tenía. 
R.- El análisis que habíamos hecho a ese Titadyn lo había visto 20 veces y no me había fijado, pero un día me fijo y pienso: 'Esto que han marcado aquí de modo tan genérico como ftalatos corresponde a lo que en la base de datos toda la vida hemos estado llamando dibutilftalato'. Era un hallazgo trascendente. El hecho de que no nos diéramos cuenta obedece a que el perito guardia civil que hizo el análisis se contentó con poner el genérico 'ftalatos'. 
El jefe de la pericia, el policía Alfonso Vega, ya había reconocido que el dibutilftalato no es diferenciador con margen de confianza suficiente para atribuirlo a la Goma 2 ECO porque está presente en muchos plásticos y elementos de los trenes. Un día, discutiendo, Alfonso me dice: 'Mira, yo nunca diré que un compuesto es Goma 2 ECO sólo por el dibutilftalato'. Eso está registrado en las cámaras de vídeo y audio que Gómez Bermúdez había ordenado poner para la transparencia de la pericia. El remate viene cuando no sólo no es específico, sino que en la muestra de Titadyn aparece dibutilftalato.

4. Homenaje a las Víctimas
Concentración anual en Atocha a las 20 horas
Las víctimas del 11-M recuerdan, un año más, 
el peor atentado de la historia de España 
Brutal atentado que cambió el resultado de unas elecciones que no debieron celebrarse bajo el síndrome del miedo, aprovechado por la izquierda y la SER para culpar al PP. ¿Por qué no se ha querido saber quiénes conspiraron contra España?. Manifestarse por la verdad no tiene interés político ni ideológico: Solamente se quiere saber lo que nos ocultan los cómplices de la masacre de 193 asesinados (192 y un nonato en el seno de su madre).

5. Golpe Masónico al Régimen
Blog Clavijo
El Partido Popular gobernaba con mayoría absoluta el 11 de marzo de 2004. Han pasado casi ocho años, pero seguimos sin conocer a los protagonistas de la conspiración. La falta de noticias sobre la autoría del genocidio (matanza indiscriminada ) disminuyen las esperanzas de llegar a saber la verdad sobre:
  -Explosivos utilizados
  -Pruebas destruidas, falsificadas y ocultada
  -Testimonios manipulados o comprados
 - Perjurios de policías y forenses en los juicios
Rajoy debe investigar, hasta el fondo, sobre los autores de la masacre en todos los niveles:-Suministradores de explosivos
-Mercenarios que colocaron bombas en los trenes
-Servicios secretos que contrataron  mercenarios y coordinaron el atentado
-Políticos que elaboraron la tesis oficial (a priori o  posteriori)
-Gobernantes masones y paramasones que presionaron a policias, fiscales, jueces y periodistas
-Servicios secretos extranjeros que dirigieron la operación para cambiar el gobierno
 -Poder supranacional en la Sombra: responsable y planificador de guerras, magnicidios, terrorismos, crisis financieras,...
Algunos individuos de las cloacas policiales de Rubalcaba han tenido problemas en los tribunales, según informaron los medios comprometidos con la verdad y justicia del atentado:
-Libertad Digital (17.11.11). Luis del Pino: Desaparición de los trenes
-esRADIO (9.11.11). Angeles Dominguez, presidenta de” Víctimas del 11/M”: Nos llaman “conspiranoicos”
-El Mundo (7.12.11). Casimiro García-Abadillo: Falso testimonio contra el único condenado (40.000 años) como autor del 11/M (Jamal Zougam)
-La Gaceta de Intereconomía (7.12.11): La juez Coro Cillán investiga quién ordenó destruir y desguazar los trenes del 11/M.

6. La Masacre de Atocha en Madrid

El Mundo


-Hechos. enlace...
-Reporteros. enlace...
-Testimonios. enlace...
-Asesinados. enlace...
-Juicios. enlace...
-Jueces. enlace...
-Procesados. enlace...
-Investigaciones. enlace...
-Noticias. enlace...
-Sentencias. enlace...
-Documentos. enlace...
-Bibliografía. enlace...

7. Mentiras en el Juicio del 11M 
José María de Pablo
Un abogado del juicio lo cuenta todo: El libro está basado en el sumario del juicio por el 11-M, en el que el autor fue protagonista como abogado de la Asociación de Ayuda a las Víctimas. No hay ciencia ficción, ni suposiciones, ni opiniones. La principal fuente es el contenido de la investigación policial y judicial del 11-M.
Está TODO, ORDENADO Y COMPRENSIBLE, absolutamente todas las afirmaciones están contrastadas, aportándose su fuente. Ello hace que el libro se lea como una historia. Mucha gente quedará impresionada al ver qué es verdad y qué es mentira sobre el atentado terrorista del 11-M. El contenido del sumario 20/2004, las pruebas practicadas durante el juicio de la Casa de Campo, y las sentencias dictadas por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo nos llevan a la conclusión de que en la preparación, ejecución y encubrimiento de los atentados ha participado también al menos una cuarta trama —expresión acuñada por José María de Pablo— hasta ahora desconocida.
Como escribe el autor, lo que sí sabemos es que “ha existido —y todavía existe— un decidido empeño, por parte de determinadas personas, en evitar que se investigue la identidad de esa cuarta trama”.
José María de Pablo Hermida (Madrid, 1971) es Licenciado en Derecho por la Universidad de Castilla - La Mancha. En el juicio del 11-M, celebrado entre febrero y junio de 2007, intervino como acusación particular, representando a la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M y a dos centenares de víctimas de los atentados.

8. "Sin Complejos"
Luis del Pino <esRadio> (11/2/2012): Seguro que todos ustedes han oído hablar en las noticias, en más de una ocasión, de que tal o cual servidor de internet de algún organismo o empresa fue atacado por piratas informáticos, haciendo que dejara de funcionar.
Por ejemplo, el pasado mes de enero, después de que las autoridades americanas cerraran Megaupload (un famoso sitio web dedicado a la descarga de vídeos por Internet) los piratas informáticos lanzaron una serie de ataques contra diversos servidores, entre ellos los del propio FBI.¿Cómo se realizan esos ataques? Para aquellos de ustedes que no entiendan nada de informática, vamos a poner un ejemplo sencillo: supongan que una gran multinacional tiene un servicio telefónico de atención al cliente y que alguien, con intención de dañar a esa empresa, se dedica a bombardear durante una mañana a ese servicio de atención al cliente con miles de llamadas con reclamaciones falsas. El resultado sería que el servicio técnico de la empresa quedaría colapsado, ¿verdad?Bueno, pues eso es lo que hacen los piratas informáticos cuando lanzan uno de sus ataques: bombardear los servidores Internet con una avalancha de peticiones en un espacio de tiempo muy corto, lo que hace que el servidor se colapse durante horas, originando cuantiosísimas pérdidas económicas y de imagen a las empresas y organismos atacados.Para evitar ser detectados y detenidos, los piratas informáticos se comportan de manera bastante inteligente. Por ejemplo, en lugar de lanzar esos ataques desde sus propios ordenadores, lo que hacen es otra cosa: durante meses, utilizan todo tipo de técnicas para acceder a los ordenadores de personas normales que utilizan Internet, e instalan en esos ordenadores unos programas ocultos, que se quedan inactivos, a la espera de recibir las órdenes oportunas.Cuando llega el momento de lanzar un ataque masivo, los piratas informáticos envían una orden a esos programas durmientes y, de repente, miles o decenas de miles de ordenadores, pertenecientes a usuarios normales y corrientes, se ponen a enviar una avalancha de peticiones al servidor Internet que el pirata quiera atacar. A esos ordenadores que participan involuntariamente en los ataques lanzados por los piratas informáticos se los denomina zombis.
En otras palabras: el pirata informático lanza sus ataques utilizando como zombis los ordenadores de personas comunes y corrientes, sin conocimiento de sus dueños. De ese modo, si la Policía trata de rastrear desde qué ordenadores se ha lanzado el ataque, se encuentra con esos zombis. Y de nada sirve, por supuesto, preguntar a los dueños de esos ordenadores, porque no tienen ni idea de lo que está pasando.
Eso obliga a las fuerzas de seguridad a realizar complejas investigaciones, para tratar de determinar quién es el verdadero cerebro de los ataques, quién es el que controla esos ordenadores zombis que son los que llevan a cabo, en último término, el ataque.
Ayer saltó la noticia de que la sección 17 de la Audiencia Provincial de Madrid ha decidido archivar la querella contra el ex-jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, que la juez Coro Cillán estaba instruyendo. Los tres jueces de esa sección de la Audiencia no han entrado a valorar si el ex-jefe de los Tedax mintió o no, si manipuló o no pruebas o si respetó los protocolos de actuación en caso de atentado terrorista o se los pasó por el forro de sus caprichos. Se han limitado a archivar la querella diciendo que hace dos años otro juzgado ya había desestimado otra querella similar contra Sánchez Manzano, presentada (nadie sabe por qué) por el partido Alternativa Española.
En realidad, lo que ese otro juzgado hizo es desechar aquella extraña querella quince días después de su presentación, sin ni siquiera entrar a valorarla. Pero ahora se utiliza torticeramente ese hecho para proporcionar una bofetada judicial más a las víctimas del 11-M, que ven cómo les paralizan la causa por algo en lo que ellos no han tenido ni arte ni parte.
Esa decisión de la Audiencia Provincial ha causado una lógica consternación entre las víctimas del 11-M, que ven con desolación cómo se las cierra una puerta, otra más, para intentar averiguar quién cometió la masacre de Madrid.
Pero nos equivocaríamos si nos limitáramos a señalar con el dedo acusador a la sala que ha emitido un auto tan escandaloso. Esos jueces, esos malos jueces, no son otra cosa que zombis judiciales. No es entre ellos donde hay que buscar a quien verdaderamente toma las decisiones, a quien tiene en su mano la posibilidad de decidir si se investiga o no el 11-M.
A las víctimas del 11-M las llevan toreando ya ocho años, mintiéndolas sobre la autoría de la masacre, haciéndolas concebir luego falsas esperanzas en un juicio que terminó convirtiéndose en una farsa y dejándolas por fin intentar la vía judicial ordinaria contra los manipuladores de pruebas, para cerrársela de un portazo en cuanto la juez correspondiente demostró que estaba dispuesta a ir hasta el final.
Zombis judiciales han hecho el trabajo sucio de engañar a las víctimas: primero Del Olmo, después Gómez Bermúdez y ahora la sección 17 de la Audiencia Provincial.
Ante eso, las víctimas del 11-M pueden seguir intentando recurrir, y pegarse de cabezazos contra el muro de una justicia sometida al poder político... o pueden, por el contrario, darse cuenta de que las están tomando el pelo, y de que quien manda abrir o cerrar cauces judiciales en este tema no son los jueces, sino las instancias políticas.
En lugar de perseguir zombis, a quien hay que plantear las exigencias es a la cabeza pensante, a quien tiene el poder de poner los recursos del estado al servicio de la verdad o de la mentira
En estos momentos estamos dirigidos por un gobierno del Partido Popular que cuenta con mayoría absoluta.Un gobierno que dispone de al menos dos vías legales distintas para solicitar la reapertura del sumario del 11-M. Y que si no lo hace será porque no le da la gana.
Ahí es donde hay que dirigirse. Y pedir públicamente al ministro de Justicia que tome las medidas que tenga que tomar. Y ponerle en evidencia si no lo hace. Todo lo que no sea eso, todo lo que no sea utilizar la fuerza de la opinión pública para exigir a los poderes públicos que aclaren quién cometió la masacre del 11-M es un esfuerzo inútil. Y, como decía Ortega y Gasset, los esfuerzos inútiles conducen a la melancolía.
Lo único que puede desbloquear la situación es que las víctimas del 11-M comprendan que no tienen por qué limitarse a pedir la verdad. Por la sencilla razón de que tienen derecho a exigirla. Pero no a los zombis, sino a sus amos.

9. Plataforma "Peones Negros"
La plataforma ciudadana Peones Negros por la verdad del 11M nace como una necesidad de proporcionar un acceso inmediato a la gente que, sin conocer los entresijos del 11M, quiere aproximarse a la investigación. El 11M es un caso de gran complejidad, con un sumario de más de 100.000 páginas, al que no es fácil acercarse sin haber seguido desde el primer día las revelaciones periodísticas. La investigación ciudadana llevada a cabo en el Blog de Luis del Pino ha permitido recopilar una serie de resúmenes aptos para todos aquellos que deseen, de un golpe de vista, comprobar el cúmulo de patrañas que se nos ha ido contando, difundidas por instancias oficiales, desde el 11 de marzo de 2004.

10. Conspiraciones 
Pío Moa: ¿Es España una nación? Tras un atentado hay una conspiración. Y no es la única en relación con el 11-M .El PSOE premia a sus cómplices
Una conspiración es un acuerdo entre varias personas, tomado en secreto porque su publicidad le impediría lograr los efectos deseados. Las conspiraciones tienen siempre un grado mayor o menor de ilicitud e intento de engaño a terceros, pero, inevitablemente, la política está llena de ellas y constituyen una especie de derecho implícito. La gran mayoría de las conspiraciones fracasan, o se contrarrestan con otras contrarias, o, cuando tienen éxito en un principio, llevan después, a menudo, a resultados inesperados o contrarios a los planeados, porque la capacidad humana de previsión es siempre limitada. Por eso lo fundamental en el análisis histórico son siempre los efectos concretos, que ya vimos en el anterior artículo, y no las conspiraciones mismas, sin que ello quiera decir que estas no tengan interés, muy al contrario; e interés penal en el caso de los delitos.
Así, lo fundamental al analizar el 11-M --y lo que, asombrosamente, casi siempre se pierde de vista--, son sus efectos político-históricos, que vimos en el anterior artículo; entre ellos, a quiénes ha beneficiado y a quiénes ha perjudicado. Como salta a la vista, el principal beneficiado ha sido el PSOE, y a partir de él la ETA y los separatismos (que jamás habían obtenido tales ventajas de sus asesinatos), así como el islamismo terrorista: un crimen terrible que abona otros muchos delitos. Es racional, entonces, a partir del cui prodest, pensar que el crimen pudo haber sido perpetrado o inducido por algunos de ellos o por todos de común acuerdo.
Claro que una cosa es que sea racional la sospecha y otra que corresponda a la verdad. Hay tres cosas que hacen improbable la participación directa del PSOE (es decir, de un círculo restringido de sus dirigentes): A) Suena difícil de creer una mentalidad tan criminal en unos dirigentes actuales (aunque el PSOE tiene su propio historial terrorista y la planificación deliberada de una guerra civil, de lo que nunca ha hecho la menor autocrítica). B) La dificultad de prever que el atentado produciría justamente su victoria electoral, pues podría haber causado una reacción contraria. C) La propia envergadura del crimen, que, de ser descubierto, significaría el fin de aquel partido y la cárcel para sus jefes: tendrían estos que estar muy desesperados para planear algo así, y no tenían por qué estarlo: en las encuestas electorales no había parado de acercarse al PP (aunque, por otra parte, Zapatero y Rubalcaba llevaron su colaboración con la ETA hasta el extremo concreto, secundario pero escandaloso, del Faisán).
A favor de la hipótesis de una implicación socialista pesarían otros dos factores: A) Que el gobierno parece haber sido incitado con informaciones falsasa creer en la autoría etarra, y pronto se detuvo a personas que orientaban la investigación hacia los islamistas (personas detenidas arbitrariamente, ya que casi todas fueron puestas en libertad, pero que cumplieron un papel de intoxicación de la opinión pública en un primer momento). B) La rapidez sorprendente con que el PSOE explotó la situación, mintiendo, rompiendo la legalidad y procurando una demagogia violenta a fin de movilizar a su favor el voto de izquierda más extremista, que efectivmente le dio la victoria.
Hay, además, otro punto de interés cuya pista no se ha seguido hasta el final, que yo sepa: la implicación de confidentes de la policía entre los acusados. Es sabido que el PSOE dejó en 1996, como ha dejado últimamente, a numerosos funcionarios afectos al partido, y a menudo corrompidos, dentro del aparato del estado, y no es ilegítima la sospecha de que ellos pudieron estar al tanto de lo que tramaban los islamistas y “dejarles hacer” para orientar después al gobierno en una dirección supuestamente falsa (la ETA). En tal caso habría habido una implicación al menos pasiva por parte de funcionarios policiales o de los servicios secretos y un conocimiento previo por parte del PSOE (de algunos jefes, lo que explicaría su rápida reacción); y el atentado habría sido islámico (pero ni esto último parece muy seguro, a juzgar por las objeciones que le han puesto Luis del Pino y otros).
Naturalmente, se trata de especulaciones, pero no gratuitas, y basadas en un hecho: en que la investigación oficial no ha seguido esas vías racionales hasta el fin, centrándose en los detalles concretos del atentado y sus presuntos autores directos, como si no hubiera nada detrás de ellos. Pues detrás de todo atentado hay una conspiración (un “autor intelectual”) con unos objetivos más o menos precisos, y esto ha quedado justamente en la mayor oscuridad, porque los jueces y los partidos parecen resueltos a no escarbar en ello.
Y en este caso nos encontramos con dos conspiraciones: la que llevó al atentado mismo, y la de algunos dirigentes del PSOE, en combinación con otros del grupo PRISA, para aprovechar el atentado a su favor y a toda costa. Obviamente hay una diferencia entre el crimen y su aprovechamiento político. Este último, por desvergonzado y casi golpista que haya sido, pasa por ser admisible. Y no tiene por qué haber habido conexión entre ambas conspiraciones: Zapatero, Rubalcaba y compañía se habrían percatado sin más de la oportunidad que le ofrecía la metedura de pata –inducida o no—del gobierno del PP, y la habrían aprovechado con envidiable agilidad de reflejos, de un modo repugnante pero que casi nadie juzga del todo ilegítimo en esta defectuosa democracia. La posibilidad de una conexión entre ambas conspiraciones (que los jefes del PSOE intervinieran o al menos supieran, el proyecto del atentado) subsiste, desde luego. No digo que sea una realidad, digo que es una posibilidad, aun si suena en principio poco probable, que convendría explorar a fondo.
Como muchas personas afirman que el caso está juzgado y resuelto definitivamente, y que la sentencia lo explica todo de manera satisfactoria, sin que quepa dudar de los jueces, expondré otros dos casos: A) El expolio de Rumasa, “madre de todas las corrupciones”, por el PSOE, se hizo con la aquiescencia del Tribunal Constitucional, sin protesta efectiva de ningún o casi ningún juez y lo apoyó la mayoría de los medios de masas. B) Del juicio-farsa por el golpe del 23-f quedó la impresión general de que se trató de un intento de golpe militar pro franquista y contra la democracia, protagonizado por unos pocos jefes y generales, e inmediatamente se generó artificialmente una oleada mediática de “antifranquismo”. Hoy sabemos que en el golpe, motivado por la desastrosa gestión de Suárez, estuvo mezclada casi toda la clase política, incluido el rey y el PSOE: basta ver la relación de ministros para el gobierno de concentración propuesto. Y que el montaje falló porque la persona que tenía que haber actuado de “tonto útil” (Tejero), no aceptó el trato al enterarse de su trasfondo. Jesús Palacios y otros lo han aclarado en lo esencial (en un 70%, dice Luis María Ansón, que estuvo implicado en la trama). No es ilegítima la sospecha de que, ante el 11-m, nos encontramos ante algo semejante, dada la lamentable situación de una justicia en gran parte al servicio de los partidos.Una sospecha, aun legítima, no es una prueba, pero por ser legítima en principio, y no arbitraria, merecería alguna atención de los investigadores.
* Torres-Dulce, fiscal general por el PP, ha expresado su “respeto y admiración” por Pilar Manjón, la comunista (nada mejor que nazi) que ha echado la culpa del 11-M a Aznar. Probablemente cree que con esas oficiosidades hipócritas se ganará cierto aprecio por parte de la izquierda. Muy al contrario, se ganará un mayor desprecio, en este caso bien merecido.
* El PSOE se vuelca con el premio a Garzón. Premia la mentira, la prevaricación y la estafa a los ciudadanos. Nada más natural en el partido de los EREs y que tanto ha premiado a la ETA
* El Minisrerio del Interior abre la vía de la libertad condicional para pistoleros de ETA. 
¿Hacen falta comentarios? VER: http://www.piomoa.es/?p=104

11. Nos helarán la sangre 
Jaime Mayor Oreja
Jaime Mayor Oreja (2012-02-24): La entrevista concedida por Jaime Mayor Oreja este jueves al noticiario de mediodía de <esRadio> ayuda a entender eso que los dos grandes partidos llaman "la gestión del final de ETA" y no es otra cosa que el cumplimiento de lo que quiera que el presidente Zapatero y los terroristas pactaron de espaldas a los ciudadanos. No le gusta al ex ministro el papel de Casandra, pero nadie ha anticipado como él el fatal cumplimiento de la negociación con ETA y nadie más en el PP se atreve a decir, a propósito de la actitud apaciguadora de los demócratas, que "el rey está desnudo".
Es un hecho que ETA no ha sido derrotada y hoy gobierna en ayuntamientos y diputaciones, además de sentarse en el Congreso de los Diputados. Es un hecho que la banda no se ha disuelto, ni ha entregado las armas, ni sus pistoleros se han puesto a disposición de la Justicia para aclarar los asesinatos que siguen impunes. Es un hecho que ETA no ha pedido perdón ni su brazo político ha condenado los asesinatos, torturas y secuestros de la banda terrorista. 
Con estas y otras evidencias delante, es natural que las palabras del ministro del Interior, Jorge Fernández, reconociendo una "dimensión política" a ETA hayan causado perplejidad e irritación en esa parte de los espańoles, nosotros entre ellos, que se niega a mirar para otro lado mientras se intenta llegar a una paz sin justicia para las víctimas y sin conocimiento del pueblo español soberano de lo que se está acordando bajo la mesa sobre el destino del País Vasco, de Navarra y de España.
El siguiente eslabón en el proyecto de ETA es colocar a uno de los suyos como lehendakari en las elecciones autonómicas del próximo año y emprender, desde ahí, la irreversible ruptura de la nación, en un proceso de autodeterminación a la escocesa. Está por ver si el candidato será el señor Otegui. Lo dirá el Tribunal Supremo más pronto que tarde. Lo que no está tan claro es qué quiere hacer el Gobierno del PP para acabar con ETA. Y eso sí que es una descorazonadora novedad en nuestra democracia. Por primera vez, los españoles no saben a qué atenerse con un Gobierno popular en materia de lucha antiterrorista.
Qué hacer con ETA y con su brazo político es ya la encrucijada más importante de la política nacional del presidente Rajoy. Tanto absorbe la crisis económica la atención de la opinión pública y las energías del Gobierno, que el final de la banda terrorista y el precio a pagar se están dilucidando en un fondo en penumbra del escenario. Para el sentido de España y su continuidad como nación, sin embargo, la solución que se dé al terrorismo etarra es más decisiva que la política fiscal o la reforma laboral.
El acuerdo de los dos grandes partidos presenta demasiados puntos oscuros como para estar tranquilos. Hay demasiada ambigüedad en lo pactado esta semana en el Congreso y resultan inquietantes algunas expresiones como la de "promover la convivencia social" en el País Vasco, incluidas en el texto del acuerdo, que los medios proclives a la negociación con ETA se han apresurado a interpretar como equivalentes de una reinserción de los terroristas presos.
La decepción de las víctimas por la renuncia del PP a iniciar el procedimiento de ilegalización de Amaiur tasado por la Ley de Partidos es compartida por muchos ciudadanos que votaron al señor Rajoy no solo para enmendar el desastre económico y social causado por su antecesor, sino para que expulse a ETA de las instituciones y persiga a los terroristas con los instrumentos que el Estado de Derecho proporciona a un gobierno democrático. 
La invocación retórica a las víctimas como una guía moral ya no convence a las propias víctimas de la claridad de los propósitos de la política antiterrorista. Hay demasiados signos, cada vez más claros, de que el nuevo Gobierno da por bueno lo pactado por el señor Rodríguez Zapatero con la banda. Aunque solo fuera por este escepticismo que ha brotado en las víctimas y entre ciudadanos, debería reflexionar el presidente Rajoy, en cuyas manos está la decisión del sentido definitivo que tomará la lucha contra ETA. Si las víctimas deploran y los terroristas aplauden, entonces, es que algo no va bien. Cuando la madre del policía local Joseba Pagazartundúa, asesinado por ETA, le dijo al señor Patxi López: "Haréis cosas que nos helarán la sangre", nunca imaginamos que quien pudiera acabar haciéndolas fuese un Gobierno del PP.

12. Indignación de las Víctimas 
AAV-11M
AAV-11M (28/2/2012): quiere compartir con la opinión pública su hartazgo e indignación por la noticia del hallazgo de los restos del vagón de uno de los focos de explosión de los atentados terroristas del 11-M que se encontraba oculto y que nunca se puso a disposición de la autoridad.
Las víctimas nos preguntamos cómo es posible que tras casi 8 años transcurridos de los atentados nos encontremos con este tipo de descubrimientos que dejan en evidencia comportamientos y actitudes que, por el momento, nos abstendremos de calificar, pero que exigimos sean investigados y depuradas las responsabilidades hasta sus últimas consecuencias.
A estas alturas, no es posible permanecer indiferente, pues las posturas tibias denotan más complicidad con los infractores y presuntos delincuentes, que apoyo y empatía con las propias víctimas, y con los deseos generalizados de la opinión pública que siempre hemos sentido tan cercana.
Por eso, instamos a los poderes públicos y a los partidos políticos, que dicen representar a los ciudadanos, a actuar de manera firme y decidida y a situarse con nosotras ante los nuevos hechos que se van conociendo de los atentados del 11-M. De lo contrario, mucho nos tememos que poco a poco los ciudadanos no nos podremos sentir representados por dirigentes cuya sensibilidad y concepto de justicia dista mucho del sentimiento generalizado de los ciudadanos que se niega a olvidar que “en esos trenes íbamos todos”
Por eso queremos también manifestar que si en las próximas fechas, coincidiendo con el VIII aniversario de la masacre, escuchamos de responsables políticos loas, alabanzas y cariñosas palabras hacia nosotras, las víctimas preferimos hechos y actuaciones contundentes a ánimos y gestos cariñosos una vez al año. Porque de no acompañar los hechos a las intenciones, es preferible que guarden silencio pues es una forma inequívoca de retratarnos todos, ante todos, y conocer cada uno de nosotros dónde estamos y con quién podemos contar.

13. Píldoras Anti-Masonería 
Blog Clavijo

Imprime esta entrada