Píldoras Anti-Masonería

El blog CLAVIJO defiende los valores

de la Iglesia Católica y de España

amenazados por el proyecto masónico-luciferino

"Nuevo Orden Mundial"


e-mail: ClavijoEspana@gmail.com



martes, 22 de octubre de 2019

San Juan Pablo II, el grande: Hoy la Iglesia Católica celebra la fiesta de San Juan Pablo II, el Papa peregrino que viajó por el mundo y que resaltó que "el matrimonio y la familia cristiana edifican la Iglesia"

Hoy es la fiesta de San Juan Pablo II, el grande
22-10-2019

Hoy la Iglesia Católica celebra la fiesta de San Juan Pablo II, el Papa peregrino que viajó por el mundo y que resaltó que "el matrimonio y la familia cristiana edifican la Iglesia. Los hijos son fruto precioso del matrimonio".

Karol Jósef Wojtyla, San Juan Pablo II, nació en Wadowice (Polonia) en 1920. El día que recibió la primera comunión le fue impuesto el escapulario y desde entonces lo llevó consigo como muestra de amor a la Virgen.

Tuvo una juventud muy dura por el ambiente de odio y destrucción de la Segunda Guerra Mundial con la invasión nazi, pero su fe lo llevó a ingresar al seminario de manera clandestina. Es ordenado sacerdote en 1946 y Obispo polaco en 1958, en el que escoge su lema oficial “Totus Tuus” (todo tuyo), en honor a María Santísima.

En el Concilio Vaticano II fue importante su colaboración en las constituciones dogmáticas “Gaudium et Spes” y “Lumen Gentium”. Luego sería nombrado Arzobispo Metropolitano de Cracovia y posteriormente fue creado Cardenal por el ahora Beato Papa Pablo VI.

Entre los servicios que promovía estaban la rama pastoral para los sordomudos y ciegos, el Instituto de familia y el programa “S.O.S. Cardenal Wojtyla” para ayudar a mamás solteras que deseaban abortar.

A la muerte de Juan Pablo I, en 1978, es elegido Sumo Pontífice y toma el nombre de Juan Pablo II. Permaneció como sucesor de San Pedro por más de 26 años, realizando 104 viajes apostólicos fuera de Italia y 146 en ese país.

Impulsó las Jornadas Mundiales de la Juventud en las que se reunió con millones de jóvenes de todo el mundo e inauguró los Encuentros Mundiales de las Familias.

Partió a la Casa del Padre en el 2005. Fue beatificado por el Papa Benedicto XVI y canonizado en abril de 2014 por el Papa Francisco, quien en la ceremonia de canonización dijo: “San Juan Pablo II fue el Papa de la familia. Él mismo, una vez, dijo que así le habría gustado ser recordado, como el Papa de la familia”.

Para mayor información: San Juan Pablo II
Imprime esta entrada

PSOE vuelve a declarar la guerra como en 1934, junto con los separatistas. Su designio de volvernos a las miserias de la república y a los crímenes del frente popular, ha culminado en el plan de profanar y ultrajar la tumba de Franco

El PSOE vuelve a declarar la guerra
Pío Moa
13-10-19
Me han preguntado a veces si creo posible otra guerra civil en España. Respondo que me parece muy improbable, pero que solo personas muy frívolas e ignorantes de la historia la darían por imposible. Observen cómo se produjo la anterior: el partido del actual Estafador declaró la guerra civil en 1934 junto con los separatistas. Tras derrotarlos, el débil gobierno de derecha no los ilegalizó, apenas los castigó y fue incapaz de contrarrestar la campaña sobre los imaginarios “crímenes de Asturias” con que los guerracivilistas envenenaban la conciencia de la gente. La misma alianza de totalitarios y separatistas falsificó las elecciones de febrero de 1936, verdadero golpe de estado, y destruyó a continuación los restos de legalidad republicana en una orgía de asesinatos, incendios y abusos tiránicos, hasta provocar una justificadísima reacción nacional. En último extremo, la guerra civil llegó por “la estupidez y canallería” del PSOE y los separatistas, como decía Gregorio Marañón, “padre espiritual de la república”. Por aquellos partidos que transformaron en antagonismos las naturales tensiones en toda sociedad, asaltaron el poder y arrasaron la legalidad republicana, que, con sus muchos defectos, debía garantizar cierto equilibrio entre las distintas tendencias.

Y la estupidez y la canallería han vuelto, particularmente desde Zapatero, y de mano de los mismos; esta vez con la complicidad del PP. El mismo partido que entonces propició y organizó la guerra civil aliado con separatistas y comunistas, ha impuesto leyes tiránicas, ha pisoteado sistemáticamente la Constitución y no oculta su designio de avanzar hacia la disgregación de España combinando el impulso a los separatismos con la disolución de la soberanía y la cultura españolas en el magma multicultural propiciado por la casta burocrática de Bruselas. Es decir, están acabando de destruir, sin apenas resistencia hasta ahora, la legalidad democrática decidida DESDE los históricos logros del franquismo en el referéndum de diciembre de 1976. Decisión que tratan de olvidar los actuales delincuentes de la política. De ese referéndum provienen la monarquía, la conservación de cierta cultura cristiana y sobre todo la democracia, una democracia de cuya bandera se han apoderado sus mayores enemigos para cometer una fechoría tras otra.

Les ha llevado mucho tiempo borrar la memoria de los españoles, convirtiéndola en una grotesca parodia de la realidad. Su designio de volvernos a las miserias de la república y los crímenes del frente popular, ha culminado en el plan de profanar y ultrajar la tumba de Franco, con ayuda de la “muerte de Montesquieu” certificada por unos jueces prevaricadores. Se trata de una auténtica declaración de guerra, y todos debemos ser conscientes de lo que supone tan inaudita profanación. Y deben tener y tendrán guerra, una resistencia y oposición sin concesiones, y solo cabe esperar que no degenere en violencia generalizada.
Imprime esta entrada

lunes, 21 de octubre de 2019

Batalla de las Navas de Tolosa (1212)


Imprime esta entrada

MENTIRAS de la MEMORIA HISTÓRICA-Pilar Gutiérrez


Imprime esta entrada

Odium Fidei: persecución religiosa en España (1931-1939)


En este bloque, “Marcando el Norte” profundiza en el tema de la persecución religiosa en España entre los años 1931-1939. 
Don Javier Paredes, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid, España), entrevista al sacerdote español Don Jorge López Teulón, postulador de la causa de los mártires de la persecución religiosa de 1936 a 1939 en la Provincia Eclesiástica de Toledo.
En el cuarto programa de este bloque, D. Jorge López Teulón habla del último obispo mártir de la persecución religiosa: el beato Anselmo Polanco, que fue beatificado en 1995 por San Juan Pablo II. En su martirio destaca el "Odium Fidei" (odio a la fe) y se ve claramente que se trata de un intento de acabar no solo con su vida, sino con la Iglesia.
Imprime esta entrada

Valle de los Caídos y Franco. Los obispos españoles no defienden los derechos de Dios: la inviolabilidad de los lugares de culto y el respeto debido a los muertos. Los obispos tibios y cobardes producen desmoralización en los fieles

Tibios y Cobardes
Juan Manuel de Prada
ABC 
14/10/2019
Antes de adentrarse en los nueve círculos infernales, Dante se detiene en una antesala, para
describirnos a quienes allí se encuentran, «gentes que vivieron sin gloria ni infamia» entre las que se
cuentan los ángeles que no se rebelaron contra Dios, pero no por lealtad, sino para evitar las
consecuencias de tomar partido.

El cielo rechaza a los tibios porque no hicieron nada bueno; y el infierno no los admite porque no
hicieron nada malo. Y junto a los tibios se hallan también, acosados por una muchedumbre de
avispas, los cobardes, entre quienes Dante no tiene rebozo alguno en situar a un Papa que renunció
a la tiara. Y puesto que el Dante tuvo el valor de situar a ángeles y Papas en la antesala del infierno,
viviendo eternamente sin gloria ni infamia, no creo que pase nada porque nosotros hagamos lo mismo
con nuestros obispos.

Y no, desde luego, por no erigirse en paladines de la memoria de Franco. Es cierto que Franco salvó a
muchos católicos de un exterminio satánico; pero también es cierto, como nos enseña Castellani , que
entre quienes vociferaban «¡Guerra santa!» se contaban muchos fariseos que habían perpetrado
infinidad de pecados contra el pobre. Quiero decir que ningún obispo está obligado a tener un juicio
positivo de Franco, como si fuese un santito de peana, ni del régimen político que durante cuarenta años protegió y colmó de privilegios a la Iglesia. Y, además, un obispo tiene que actuar con prudencia, para evitar que sus palabras causen daño a los fieles que tiene encomendados.

En cambio, un obispo está obligado a defender los derechos de Dios, entre los que sin duda se hallanla inviolabilidad de los lugares de culto y el respeto debido a los muertos. Pero nuestros obispos, en cuanto el Estado Leviatán ha enseñado las garras, se han encogido, temerosos de perder la tajada de la asignación tributaria (que, a estas alturas, es la mayor calamidad que sufre la Iglesia española, puesla priva de libertad a la vez que descompromete a sus fieles, que piensan que ya cumplen poniendo la X en los formularios del Estado Leviatán).

Esta tibieza de los obispos tiene, ciertamente, sus causas (digámoslo así) fisiológicas; no hay más que
reparar en muchos de ellos para comprender que no han nacido con vocación de Viriato ni de Guzmán el Bueno. Pero la principal causa de esta falta de iniciativa episcopal es de índole espiritual; es falta de fortaleza y convicción en los principios que informan su vida, que no pueden estar a merced de las veleidades del poderoso de turno.

Al no haber mostrado fortaleza, los obispos delatan que su fe es inerte; pues la fe, cuando es auténtica, es un principio transformador (y no pocas veces desgarrador), como es la germinación para
el grano de trigo, que lo hace fecundo a la vez que muere. Y, desde luego, esta tibieza siembra el
abatimiento y la desmoralización entre los fieles; pues a nadie le apetece defender una causa cuyos
generales se esconden cuando silban las balas.

Pero la tibieza, siendo triste, es menos dañina y villana que la cobardía. El tibio se achanta por timidez, por apocamiento o por seguir disfrutando de X chollete; el cobarde lo hace por doblez, mostrando indiferencia ante sus inferiores y arrastrándose como un ofidio ante los fuertes y poderosos. Y los obispos españoles, permitiendo que el prior del Valle de los Caídos sea vituperado y convertido en escupidera del resentimiento por defender lo que ellos estaban obligados a defender (que no es a Franco, sino los derechos de Dios), han obrado con una cobardía moral nauseabunda.

Me resta el consuelo de pensar que, para su mortificación, en sus conciencias estragadas por la tibieza y la cobardía resonará cierta voz: «¿Por qué tembláis, hombres de poca fe?».
Imprime esta entrada

Verdades sobre la profanación de FRANCO y el Valle de los Caídos, el más impresionante monumento cristiano del siglo XX, Crónica de deshonor y guerra. Quien a aborto mata, a eutanasia muere… y a profanación será desenterrado

Himalaya de verdades sobre la profanación de 
Franco y el Valle de los Caídos (1): 
crónicas del deshonor y de la guerra
Laureano Benítez Grande-Caballero
Alerta Digital
18-10-2019

Milicianos rojos posando con el esqueleto 
de un religioso durante la Guerra Civil
1.- El PSOE es un partido luciferino que lleva en su ADN fundacional la profanación de cadáveres, como demostraron sobradamente en la Guerra Civil, desenterrando momias de religiosos y religiosas, para hacer con ellas museos del horror, colocándolas en posturas sexuales, y cobrando la entrada.

2.- Asimismo, el PSOE siempre ha sido una banda de profanadores de iglesias, llegando a destruir 20.000 monumentos religiosos desde que se instauró la luciferina II República. Milicianos poseídos por una locura satánica ultrajaron el Santísimo, decapitaron estatuas, arrasaron con el patrimonio artístico, incendiaron templos…

3.- El holocausto católico que protagonizó el socialismo luciferino estuvo al servicio de Satanás, que dirigió todo entre bambalinas, regocijándose al ver cómo sus milicianos pugnaban por arrasar la Iglesia en España.
4.- A pesar de la aparente moderación del socialismo felipista, el PSOE siempre ha tenido entre ceja y ceja la aniquilación de la Iglesia católica, concretada en destrucción de edificios, profanación de cadáveres, asfixia económica, prohibición de la enseñanza de la religión en los centros de enseñanza…

5.- Después de 40 años de salvaje adoctrinamiento y lobotomización, el PSOE ha creado un rebaño amorfo, reducido casi a un nivel subhumano, cuyo cerebro ha sido lavado mediante un colosal Himalaya de mentiras, y cuya alma ha sido totalmente vaciada de cristianismo. Monstruoso rebaño que contempla con pasmosa indiferencia la profanación del cadáver del hombre que llevó a nuestro país del subdesarrollo a ser una potencia mundial, del caos al orden, del odio a la reconciliación.

6.- Esta increíble apostasía que ha protagonizado el pueblo español ha supuesto que, de der un país nacionalcatólico firmemente enraizado en los valores morales del cristianismo, profundamente conservador y radicalmente ético, ahora estemos al nivel de la degenerada sociedad holandesa, aprobando el aborto, la eutanasia y la profanación de cadáveres, algo en lo que estamos en vanguardia de la corruptela mundial.

7.- Quien a aborto mata, a eutanasia muere… y a profanación será desenterrado.

8.- Como vencedor del luciferino Frente Popular, las huestes socialistas ―manipuladas por Lucifer― quieren vengarse del Caudillo que infligió al socialismo su única derrota.
9.- Caballero de la Suprema Orden de Cristo, paladín de la Cristiandad, salvador de la Iglesia, Franco es el enemigo número uno de Satanás, quien juró vengarse de él desde que vio ―en la batalla del Ebro― que aquel joven general le haría morder el polvo.

10.- Mientras que tiranos genocidas enemigos de la fe gozan de fastuosos mausoleos y del reconocimiento de los pueblos que sufrieron sus despotismo, Franco ―que no ejecutó ninguna represión, ya que los tribunales militares se limitaron a juzgar a unos presos que en gran parte tenían las manos manchadas de sangre inocente― solo tiene una sencilla lápida en una basílica católica.

11.- Como fundador del Valle de los Caídos, Franco tiene, según el derecho Canónico, la prerrogativa de ser enterrado en la basílica que fundó, la cual, por tanto, no es ningún mausoleo en su honor.

12.- Si por parte del Gobierno del Profanador se afirma que el objetivo de la profanación es evitar que la democracia rinda homenaje a un dictador, ¿por qué la dictadura progre afirma con insistencia que, después de la profanación, quiere resignificar el Valle? ¿No querrá esto decir que la profanación no es sino una excusa para reanudar la destrucción de monumentos católicos a la que los sociatas son tan aficionados, y para ello es necesario quitar de en medio la tumba de Franco?

13.- El Valle de los Caídos es un monumento a la fe católica, pues contiene toda la doctrina católica en sus tapices, sus capillas, sus muros, sus imágenes y sus bóvedas. Allí están representados el Rosario, el Vía Crucis, los ángeles, los apóstoles, advocaciones marianas, culminando la iconografía en la impresionante bóveda, donde se muestra una bellísima escenografía del alma española subiendo al cielo, representada en sus santos ―mártires y confesores―, soldados y civiles caídos. El conjunto monumental es un impactante compendio de nuestra fe, y, como tal, un blanco perfecto para la ira satánica, que no puede soportar que en las paredes de su gran nave se exponga en 8 tapices la derrota definitiva que sufrirán las huestes infernales a manos de las celestiales en el Apocalipsis del fin de los tiempos.

14.- Ya no se lleva la quema de iglesias, ni las matanzas de religiosos, hechos que se han reconvertido en «democráticas» resignificaciones, y en un implacable acoso y derribo a la comunidad benedictina, que a no dudar sería vilmente masacrada por los neomilicianos de no ser porque eso ya está un poco demodé en nuestros lares ―pero no porque estos luciferinos de ahora no tengan ganas de perpetrar otro holocausto―.

15.- El derribo de la Cruz sería el equivalente actual al fusilamiento del Sagrado Corazón del Cerro de los Ángeles que perpetraron satánicos milicianos en agosto del 36. Hoy como ayer.

16.- El asalto al Valle y a Franco no empezó ahora, sino que viene de los tiempos del malévolo Zapatero, quien patentó la perversa idea de destruir el Valle mediante la simple estratagema de dejarlo morir de humedades, de corrosiones, de deterioro, sin mover una de sus perversas cejas ante la degradación de la Basílica, para que ésta se viniera abajo bajo la pertinaz guadaña del paso del tiempo que mordía sus materiales, bamboleaba sus estructuras, y deformaba las esculturas y pinturas.

16 bis.- El Valle es considerado como el más impresionante monumento cristiano del siglo XX, incluso por los rojos himalayescos como Preston, de ahí la inquina de las sectas satánicas por destruirlo.

17.- Además de que fue el Caudillo quien tuvo la idea de levantar el magno monumento y eligió el lugar de su ubicación, también se deben a él ―aficionado al dibujo y la pintura― no pocas ideas arquitectónicas y escenográficas del Valle, llegando incluso a elegir personalmente el enebro sobre cuya madera se emplazó el Cristo que pende sobre el altar. Por esta razón, las mesnadas luciferinas, en su empeño por borrar por completo la memoria del Generalísimo, están obsesionadas con la idea de resignificarlo.

18.- La Basílica y la Cruz están erigidas en un lugar de alto poder energético, de fuerte irradiación telúrica, cuya frecuencia vibratoria la emparenta con muchos monumentos antiguos de carácter sagrado, a los que supera en potencia. Su concentración de UB (unidades BOVIS) es superior a Stonehenge, por ejemplo. De ahí que las fuerzas satánicas quieran adueñarse de este lugar de poder, para poner esa poderosa energía al servicio del Mal, de Bafomet, haciendo del Valle un poderoso emisor de malignidad, cuya fuerza se multiplicará si consigue derribar la Cruz más grande del mundo.

19.- La profanación del Valle será el punto de partida de un brutal incremento de las profanaciones, blasfemias, sacrilegios e irreverencias que sufrirá la Iglesia católica en España, actos inmundos que siempre han sido sobreseídos en los tribunales, por unos jueces para quien todo es «libertad de expresión».

20.- ¿Qué hará la Iglesia ante esta profanación y las que vengan? Pues lo de siempre: os dieron a elegir entre el deshonor y la persecución; elegisteis el deshonor, y ahora tendréis la persecución.
Imprime esta entrada