Píldoras Anti-Masonería

El blog CLAVIJO defiende los valores

de la Iglesia Católica y de España

amenazados por el proyecto masónico-luciferino

"Nuevo Orden Mundial"


e-mail: ClavijoEspana@gmail.com



miércoles, 13 de noviembre de 2019

San Leandro de Sevilla: San Gregorio Magno entregó a Leandro una imagen de la Virgen, tallada por San Lucas en Éfeso, para que le ayudara a convertir al rey arriano Leovigildo. Leandro bautizó a su hijo Hermenegildo, que fue mártir de su padre, y en el III Concilio de Toledo (589) bautizó al rey Recaredo, que fundó el reino catolico de España, destruido por la invasión mahometana (718). Dicha imagen está en Guadalupe (Cáceres), donde fue venerada por la reina Isabel y Colón (1492), que llevó su devoción a América

San Leandro de Sevilla

San Gregorio Magno entregó al obispo Leandro una imagen de la Virgen, tallada por San Lucas en Éfeso, para que le ayudara a convertir al rey arriano Leovigildo. Leandro bautizó a su hijo Hermenegildo, que fue mártir de su padre, y en el III Concilio de Toledo (589) bautizó al rey Recaredo, que fundó el reino católico de España, destruido por la invasión mahometana (718). Dicha imagen está en Guadalupe (Cáceres), donde fue venerada por la reina Isabel y Colón (1492), que llevó su devoción a América.  La "GUADALUPANA" (1531) llegó a México para convertirse en Emperatriz de la HISPANIDAD:

San Leandro de Sevilla, obispo, nació en Cartago cerca de 534, de una familia romana que se estableció en esa ciudad; murió en Sevilla el 13 de Marzo de 600.
Algunos historiadores sostienen que Severino, su padre, fue duque o gobernador de Cartago, pero San Isidoro afirma que simplemente fue un ciudadano de esa ciudad. La familia emigró de Cartago cerca del año 554 y viajó a Sevilla. El gran valía de los hijos de Severino parece indicar que fueron educados en ambientes distinguidos. Severino tuvo tres hijos, Leandro, Isidoro, Fulgencio, y una hija, Florentina.
Tanto San Leandro cuanto San Isidoro fueron obispos de Sevilla; San Fulgencio, obispo de Cartagena y Santa Florentina, una monja, quien dirigió cuarenta conventos y a mil hermanas religiosas. También se creyó, pero equivocadamente, que Theodosia, otra hija de Severino, fue la esposa del rey Visigodo Leovigildo.
Leandro fue primero un monje Benedictino para luego ser nombrado Obispo de Sevilla en 579. Mientras tanto fundó una célebre escuela, que pronto se convirtió en un centro de aprendizaje y ortodoxia. Asistió a la princesa Ingunthis en convertir a su esposo Hermenegildo, el hermano mayor de Leovigildo, y defendió al convertido de las crueles represalias de su padre.
En su esfuerzo por salvar a su país del arrianismo, Leandro demostró ser un cristiano ortodoxo y un patriota clarividente. Exiliado por Leovigildo, se retiró a Bizancio del 579 al 582. Es posible, pero no comprobado, que haya visto levantarse al emperador Tiberio y tomar armas contra el rey arriano; en cualquier caso el intento no obtuvo resultados. No obstante lo cual sacó provecho de su estancia en Bizancio preparando trabajos importantes en contra del arrianismo, y también conoció a quien sería más tarde Gregorio El Grande, en ese entonces sucesor de Pelagio II en la corte Bizantina.
A partir de ahí una amistad muy cercana unió a los dos hombres, y la correspondencia de San Gregorio con San Leandro se erige como uno de los títulos más importantes y honorables. No se sabe exactamente cuando Leandro retornó del exilio. Leovigildo dio muerte a su hijo Hermenegildo en el año 585 y murió en el año 589.
En esta hora decisiva para el futuro de España, Leandro trabajó mucho para asegurar la unidad religiosa, una fe ferviente, y su amplia cultura en la que se basó su posterior grandez, tuvo parte en la conversión de Recaredo, y nunca cesó de ejercer sobre él una influencia beneficiosa y profunda.
En el Tercer Concilio de Toledo, donde la España Visigoda abjuró del arrianismo, Leandro expuso el último sermón. A su regreso de este concilio, Leandro convocó un importante sínodo en su ciudad metropolitana de Sevilla (Conc. Hisp., I), y nunca cesaron sus esfuerzos de consolidar el trabajo, en el que su hermano y sucesor San Isidoro lo seguiría. Leandro recibió el pallium en Agosto de 599. Ahí lamentablemente se conservan sólo dos trabajos de este escritor (superior a su hermano Isidoro), a saber: De institutione virginum ete contemptu mundi, una regla monástica compuesta para su hermana, y Homilia de trimpho ecclesioe ob conversionem Gothorum (P.L., LXXII).
San Isidoro escribió sobre su hermano: “Este hombre de suave elocuencia y talento eminente brilló tanto por sus virtudes cuanto por su doctrina. Por su fe y celo, las personas góticas se han convertido del arrianismo a la fe católica”. (De script. eccles., xxviii)..
PIERRE SUAU
Imprime esta entrada

De elecciones, VOX, NOM y frentepopulismo. Con la cuña parlamentaria de VOX hacia un nuevo y regenerador proceso constituyente



De elecciones, NOM y frentepopulismo
Con la cuña parlamentaria de VOX 
hacia un nuevo y regenerador proceso constituyente
Jesús Aguilar Marina
2019-11-13

Entre las diversas enseñanzas que nos han dejado los recientes comicios hay una que me parece significativa: la moribunda Transición ha muerto, asesinada por la deslealtad hacia España de la casta política emergida durante estas cuatro décadas, y por el enloquecido afán de revancha de un frentepopulismo convicto de enfrentamientos y odios permanentes contra aquellos compatriotas que no ven la realidad bajo el prisma de su insania.

Y ha muerto porque, al fin, una parte sustancial -aunque mínima aún- de los electores ha despertado y, tras su desperece, ha sabido y querido eludir las trampas de esa abyecta propaganda que concede a unas organizaciones absolutamente criminales el reconocimiento de la superioridad moral sobre sus víctimas. Si, a partir de ahora, VOX y quienes deben unírsele en el objetivo común, persisten en recordar la historia de la infamia que distingue a la antiespaña y la enfrentan con sus patrañas y sus crímenes, sin retroceder un solo milímetro, la máscara de los perversos engañabobos acabará desvaneciéndose y la mayoría embrutecida podrá apreciar el verdadero rostro de quienes fueron sus espejos y les guardaron tan sectaria y nociva fidelidad.

Mas como el rapiñador frentepopulista no está solo y aún le queda astucia, conviene hacer algunas reflexiones con la mirada puesta en el futuro mediato e inmediato.

Es sabido que la determinación del estáblismen –esa execrable mezcla de internacionalistas y plutócratas- pasa por establecer un modelo de organización política, económica y social que constituya la antítesis del humanismo, del libre albedrío y de la dignidad personal. Su fin es convertir a la humanidad en babosas consumistas, peleles manejados por unas elites reforzadas que dictaminan las necesidades del mercado, las adaptaciones funcionales, las consignas periódicas y la racionalización administrativa.

El individuo, pues, tal como lo hemos percibido al menos desde los clásicos griegos, el Derecho romano y el humanismo cristiano, sería en el futuro una reliquia a visitar en los museos. Lo sorprendente es que la sociedad, que viene padeciendo este modelo desde el final de la Segunda Guerra Mundial, con sucesivos retrocesos y relanzamientos, aún no haya descubierto la trampa que esta racionalidad exclusivamente instrumental entraña para su supervivencia.

A mi juicio, no ha sido capaz aún de desvelar el engaño porque el voraz capitalismo oligopólico de las multinacionales frena tácticamente, en primer término, la no menor voracidad del neo comunismo, impidiendo que éste lleve sus doctrinas y prácticas más allá de lo aconsejable, en este caso negando el conflicto como vía de progreso y, en segundo término, porque la trampa se viene ocultando mediante el referido estado del bienestar, ese feroz consumismo adormecedor de conciencias en el que se hallan inmersos los hombres y mujeres de nuestra época.

A veces las disfunciones de ese globalismo ficticio sobrepasan lo admisible y se convierten en casos resonantes –Venezuela es hoy el mayor ejemplo- cuyos efectos es inevitable que susciten un amplio rechazo, si bien siempre hasta ahora han podido ser controlados por el propio sistema. (Prueba de ello es la resistencia -aparentemente ilógica - que está ofreciendo Maduro y su chavismo. Evo Morales, sin embargo, parece que ha caído; habrá que estar atentos a la dirección que finalmente tome la rebeldía del pueblo boliviano.) A veces, también, una serie de asociaciones cívicas de carácter internacional o unos pocos gobiernos nacionales, se rebelan en busca de una mayor autonomía social, cultural, económica y política, tratando de volver a sus raíces y de recuperar su dignidad como personas o su credibilidad como pueblo independiente y libre, en el sentido de dar predominio a sus programas por encima de las reglas de juego establecidas por el Nuevo Orden Mundial.

Querer negar, como hacen los medios al servicio de tal estáblismen, la realidad de estas rebeldías aisladas con sutilezas retórico-científicas, lleva a la incredulidad y a la exasperación de la minoría avisada, pero son efectivas ante la mayoría inerte. Con lo cual la potestad de las víctimas se mantiene adormecida, y el imperio del sistema sigue su curso. Las flagrantes e inevitables contradicciones que, entre razón y pasión, medios y fines, lo común y lo singular, naturaleza y sociedad, comete el estáblismen, deberían conferir a la modernidad y al progresismo una condición frágil, pero al haber eliminado previamente en los individuos comunes el hábito de la reflexión, y en los medios de comunicación de masas la deontología, las posibles argumentaciones al respecto son inexistentes o fácilmente silenciadas.

Es evidente que el -desde hace décadas-, anunciado agotamiento del modelo socioeconómico industrial (tanto en su versión capitalista como de socialismo real) no sólo no acaba de producirse, sino que cada vez parece más lejano. (La última vez que se lanzaron las campanas al vuelo, en vano, fue tras la caída del muro de Berlín). Y no acaba de producirse porque el NOM posee un poder económico inmenso, invertido en todos los sectores, pero sobre todo en los medios que ayer calificábamos de informativos y que hoy, bajo su férula, han quedado en meros instrumentos de propaganda. Ese poder financiero tiene comprados a la práctica totalidad de los políticos influyentes y, por si fuera poco, la expansión económica derivada, monopoliza todas las energías y cancela la problemática del bienestar, su dudoso porvenir.

A grandes rasgos puede decirse que, bajo la careta de una sociedad de la abundancia, el NOM ha conseguido -exigido a las castas políticas- la impugnación del Estado, es decir, la descalificación de lo social, de lo familiar, de lo educacional y de lo judicial, que constituyen los cuatro grandes soportes en los que se sustenta la convivencia, sin que la minoría más prudente y avispada que, en nuestro caso, se halla proscrita, dispersa o desavenida, haya encontrado aún -hasta la llegada de VOX, al menos- la tecla idónea, el referente aglutinador capaz de iniciar una nueva Reconquista que reinstaure el régimen político vislumbrado tras la muerte de Franco, una Administración que, sustentada en su excelente herencia, enmendara los posibles defectos y equivocaciones, retocara pormenores, reparara insuficiencias en el pensamiento, la forma y las ideas, y subsanara virtuales olvidos y malentendidos.

Una Ordenación, en definitiva, apta para devolver a España su soberanía, elevarla en el concierto internacional hasta el puesto que debe ocupar por virtud e historia, y para restituir a la convivencia ciudadana lo que el estáblismen y sus esbirros le han hurtado. De ahí que la única solución pase por destruir de raíz a estos enemigos de la libertad, reconstruyendo todo lo que arruinaron, sin esperar al acontecimiento o a la serie de acontecimientos que, por impredecibles, desborden las diversas estrategias del Poder. 

Pero esa liquidación de los antidemócratas comporta dos pasos fundamentales: uno, el restablecimiento del tejido social; otro, la iniciación de un proceso constituyente decidido a regenerar las degradadas Instituciones, con el fin de regular la convivencia ciudadana.

La imperiosa regeneración debe ser entendida como el establecimiento de un cuerpo legislativo que configure la estructura política de una democracia adaptada a nuestra identidad y a nuestras necesidades, nada que ver por supuesto con lo que como tal se ha entendido durante la nefasta Transición, en la que, excusándose en la representatividad, se ha acabado estrangulándola, de acuerdo con una estrategia que si al comienzo de dicha transición trataba de disimularse, en los últimos tiempos, domadas todas las resistencias institucionales, un frentepopulismo borracho de arrogancia totalitaria y seguro de su impunidad, no ha tenido empacho de confesar públicamente.

Lo que hace necesario sobre todo el proyecto regenerador es la negación rotunda de la parasitaria casta política a cambiar lo podrido, en cuya ciénaga florece; es decir, la negativa a construir el edificio institucional de un régimen democrático, escamoteando un pronunciamiento informado y limpio de la voluntad ciudadana. Los que propugnamos la necesidad de una regeneración institucional no violenta nos diferenciamos de la casta política y de su extenso hato clientelar en nuestra profunda fe en la unidad de España, en su soberanía, en la protección de la familia y en la de la propiedad privada, en el cultivo del humanismo cristiano y, sobre todo, en la defensa de la libertad individual y colectiva en todos los aspectos de la convivencia, que es tanto como defender también la exigencia de las responsabilidades derivadas de tal libertad.

Es evidente que los españoles, en esta hora, dado que la opinión pública nacional e internacional se halla secuestrada por esa bisagra siniestra que han conformado la plutocracia y el marxismo cultural, que vienen repartiéndose fructuosamente los adoctrinamientos consumistas e ideológicos, no tienen otras armas para iniciar el calendario regenerador, que una presión popular que ponga espuelas en el deterioro de la situación socio-política y económica, con especial atención al arribo de la inminente crisis de escasez, paro y miseria que, por enésima vez, ya está generando el sistema.

Está claro que con las izquierdas resentidas y sus adláteres no son posibles diálogos, pactos ni compromisos. Para garantizar la regeneración no puede negociarse con quienes hacen del enfrentamiento y del odio sus principales instrumentos políticos, obligando a tragar a sus oponentes leyes totalitarias y decretazos que ni han discutido con ellos, ni tienen el sentido que necesita la marcha de una genuina democracia, ni están legitimados por un adecuado consenso popular. No puede tratarse pues con quienes han practicado y siguen practicando engaños de todo tipo, ardides políticos despóticos, astucias de ventajeros y hechos consumados, demostrativos, paradójicamente de su debilidad moral e ideológica. Unos desestabilizadores de la normalidad democrática que coartan la libertad plena de obra y pensamiento e impiden manifestarla a través de los medios de comunicación de masas -radio, televisión y prensa-, pues es inconcebible que las corrientes de opinión opuestas al frentepopulismo no puedan expresar sus puntos de vista en igualdad de condiciones, ni puedan sentirse seguros bajo la amenaza de unas leyes -Memoria histórica y LGTBI- tintadas del más rancio totalitarismo.

Ahora, con la autoridad e influencia que implica la cuña parlamentaria que los electores más despiertos, representados por VOX, han introducido en el Congreso tras las últimas elecciones, el gran reto del pueblo español radica -repito- en la necesidad de un nuevo proceso constituyente para llevar a España a un régimen político capaz de rescatarla de la amenaza frentepopulista y, de paso, de los espurios intereses del NOM. Aquellos españoles identificados con la esencia histórica de su Patria, con el Derecho romano, con el humanismo cristiano y con el código de valores natural, están obligados a ofrecer una alternativa contra el caos vigente, manifestando por un lado sus objetivos regeneradores y, por otro lado, poniendo de manifiesto sin interrupción los extravíos cometidos por la casta parasitaria que hemos sufrido durante la fracasada y agotada Transición.

Sabemos que, por la misma naturaleza de quienes la ejercen, la democracia nunca podrá ser plena, pero no lo será de ningún modo en tanto que la sociedad española no integre en su concepción nacional el productivo período histórico denominado franquismo y, consciente de sus pasadas dejaciones, de su bochornosa responsabilidad durante todos estos años, comprenda que es deber suyo decidir en la medida de lo posible sobre la totalidad de las instituciones que regulan la vida de su país, y protegerlas. Para ello es imprescindible responder al poder político actual no sólo oponiendo una estrategia global alternativa a su proyecto destructor, sino también denunciando paso a paso su actuación política desde el inicio de la Transición -y desde el inicio de su existencia-, ya que los frentepopulistas, desde el principio, decidieron seguir a su estrategia global una taimada táctica política que tendía a aprovechar, utilizándola, los resquicios, contradicciones y plataformas que ofrecía el tinglado democrático forjado por unos “padres de la Constitución” que elaboraron la Carta Magna con tantos coladeros que aquellos no tuvieron dificultad en utilizar esas contradicciones para llegar a la consolidación y al fortalecimiento de sus fines ideológicos. Una Ley Fundamental, en definitiva, que se inició con visibles carencias y que ha sido mil veces burlada.

Si tal como se proponen las izquierdas resentidas y sus cómplices de varia condición, la política futura va a seguir acelerando el viaje hacia el abismo chavista, bolivariano o norcoreano, la oposición democrática -parlamentaria o no- representada actualmente por VOX y por diversas asociaciones y movimientos cívicos y políticos identitarios, pero inmersos organizativamente en la incertidumbre operativa, habrá de enfrentarse de todos los modos posibles al abuso y a la farsa de esa antiespaña eterna que bajo el camuflaje de demócrata, defensora de la libertad y salvadora de los pobres, no deja de destruir aquellas, ni de crear y humillar a éstos, mientras se refocila con su hispanofobia y da lustre a los oligarcas.

Por otra parte, la crisis social que hunde a España no puede resolverse homogeneizando al frentepopulismo salteador con sus compinches de la derecha. Si estos inmovilistas y burócratas de la política hablaran ahora, tras ver las orejas al lobo, de reformar y de pactar, sólo sería para seguir destruyendo el patrimonio público, conservando y engordando el propio. Por lo cual, esta hipótesis homogeneizadora difundida al término de las elecciones por algunos encauzadores de opinión y algunos analistas de la política en aras de una futura y tramposa gobernación del Estado, es absolutamente rechazable, ya que no busca la verdadera transformación democrática, sino la perpetuación de sus particulares intereses.

El tiempo apremia. El tiempo histórico se acelera en épocas de transición, es decir, de inestabilidad. Para que un Gobierno, sea cual sea su representatividad, si es honrado, cumpla su papel histórico en una etapa como la presente, ha de asumir su carácter transitorio y la necesidad de estabilizar democráticamente la Nación, reconociendo de paso que sería un error político y un atentado a la ciudadanía cualquier acto irresponsable que perjudicara al proceso estabilizador al que aspiramos, y a su arraigo en el tiempo.

Para efectuar dicho objetivo regenerador sería conveniente por parte del pensamiento identitario la creación de un organismo común que expresara, así mismo, la necesidad de coordinar los esfuerzos entre los distintos intelectuales independientes de prestigio que todavía sobreviven y las organizaciones que aun representando ópticas diversas respecto a asuntos sociopolíticos y económicos de detalle, se hallan unidos por el mismo concepto patrio y por idéntico código de valores, del mismo modo que el restablecimiento de una sociedad ideológicamente sana e informada con transparencia, consciente de que la lucha contra la represión, la pelea por proteger su libertad y su individualidad es asunto de todos y es inexcusable. 

Se impone, pues, un nuevo y regenerador proceso constituyente. Ahora es el momento. Y no debiéramos desperdiciar otra oportunidad.
Jesús Aguilar Marina
Imprime esta entrada

Osorio Gutiérrez, el "conde santo": nieto del héroe de la batalla de Clavijo (859), sobrino del rey Ordoño II de León, IV conde de Lorenzana. A la vuelta de su peregrinación a Tierra Santa (969) profesó hasta su muerte en el Monasterio de San Salvador de Villanueva de Lorenzana (Lugo) por él fundado

-
Monasterio de San Salvador de Villanueva de Lorenzana
Santiago Clavijo
6-11-2019

X aniversario del Blog

Gutierre Osorio, conde del Bierzo, nació aproximadamente (na) en 790, pariente de Alfonso II el Casto (791-842). Alfonso II el Casto, nació en 759, rey Astur-leonés (791-842). Peregrinó a Compostela. donde fue hallado el sepulcro del Apóstol Santiago el Mayor en el año 829 (Sánchez Albornoz). Edificó una basílica a Santiago. En 808, su sobrino Bernardo del Carpio (na.770), con ayuda de los cristianos de Pamplona, rechazó a los franceses de Carlomagno en la 2ª batalla de Roncesvalles (Ibañeta) cuando pretendía incorporar los reinos hispanos al Sacro Imperio Romano Germánico, como había hecho con la Marca Hispánica.
Año 859: Santiago Matamoros en la Batalla de Clavijo
Genealogía del héroe de Clavijo
1. Lorenzo Gutiérrez de Osorio (na. 820), hijo de Gutierre Osorio. Rechazó (844) a los normandos (vikingos daneses) cuando intentaron desembarcar en la ria de Clunia (Coruña) y combatió a los moros al sur del río Miño durante el reinado de Ramiro I (842-850). Fue premiado por el rey con un señorío en las tierras de Mondoñedo. Capitaneó el ejército astur-leonés como lugarteniente de Ordoño I (850-856), apoyado por los vascones de García Íñiguez de Pamplona, en la batalla de Albelda-Clavijo (859), venciendo al rey Muza II de Tudela-Zaragoza,. El apóstol Santiago sobre un caballo blanco decidió la batalla milagrosamente. Ordoño I le otorgó título de conde de Lorenzana y escudo de armas: dos leones sedentes (victorias sobre vikingos y moros) con bordura de ocho eslabones de cadena (jefes enemigos apresados).
Escudo Lorenzana
2. Osorio Gutiérrez (na. 850), conde de Coimbra, II conde de Lorenzana, hijo de Lorenzo. Sirvió a Alfonso III el Magno (866-910) en la doble batalla del Esla (878), que tuvo dos escenarios próximos a León: Polvoraria (Benavente) y Valdemora de los Oteros. 
Su hermano Alonso Gutiérrez se avecindó en León porque su mujer Blanca se negó a trasladarse a Galicia. Rodrigo Osorio, hijo de Alonso Gutiérrez y Blanca, nieto de Lorenzo. Fundador de la rama leonesa del linaje Lorenzana durante el reinado del rey García (910-914), que inició el traslado de la corte de Oviedo a León.
Año 878: Batalla de Polvoraria-Valdemora
3. Gutierre Osoriz (na. 880), III conde de Lorenzana, hijo de Osorio, cuñado del rey Ordoño II de León (914-924), participó en las batallas de San Esteban de Gormaz (917) y Valdejunquera (920) contra Abderramán III, califa de Córdoba.
4. Osorio Gutiérrez (na. 920-1015), IV conde de Lorenzana, el “conde Santo", hijo de Gutierre. Participó en la batalla de Simancas (939) con Ramiro II de León (931-951). Asistió con su padre Gutierre Osoriz a la gran Asamblea de nobles y obispos celebrada (950) por Ramiro II en su palacio de León. A la vuelta de su peregrinación a Tierra Santa (969) profesó hasta su muerte en el Monasterio de San Salvador de Villanueva de Lorenzana (Lugo) por él fundado.
5. Condesa Elvira, nieta del "conde santo" Osorio Gutierrez, IV conde de Lorenzana. En 1064, el obispo Suero de Mondoñedo pleiteó con el infante García, hijo de Fernando I por la herencia de la condesa Elvira.
Gómez Vela Osorio, nieto del "conde Santo", conde de Trastámara, antepasado del marqués de Astorga. Cedió la iglesia de Santo Tomé al Monasterio de Villanueva de Lorenzana.

Fuentes:
  1. Claudio Sánchez Albornoz. Cita en "Orígenes de la Nación Española": Gran victoria de Ordoño I en la batalla de Albelda (859).
  2. Rodrigo Ximénez de Rada, Arzobispo de Toledo. Cita en la crónica "De rebus Hispaniae": Las tropas cristianas pidieron ayuda al apóstol antes de la batalla de Clavijo. Y la victoria, al grito ¡Santiago, cierra España! sobre 60.000 mahometanos, dió origen al apodo "Santiago Matamoros" y al "Voto de Santiago": ofrenda anual en la catedral de Compostela de los diezmos de lo reconquistado a los moros.
  3. Fray Atanasio de Lobera. Cita al Padre Feijóo, que ofrece la etimología de Lorenzana en “Crónica de los linajes antiguos de Galicia”: Había un valiente caballero llamado Lorenzo, hijo de Gutierre de Osorio (conde del Bierzo y .primo de Alfonso II). Venció a los moros en Portugal y a los vikingos daneses en Clunia-Coruña (844), por lo que Ramiro I (842-850) le concedió las tierras de Mondoñedo (Lugo) y le señaló por armas “dos leones echados con ocho eslabones alrededor”. Casado con Ana Ponce de León, edificó su casa en el valle a una legua de Mondoñedo, que los gallegos llamaron Valle de Lorenzana (Lorenzo y Ana). Un hijo de Lorenzo y Ana se llamó Alonso y fue capitán General del rey Ordoño. Alonso se avecindó en León a causa de su mujer Blanca que se negó a vivir en Galicia, su hijo Rodrigo es el fundador de la rama leonesa del linaje.
  4. Margarita Torres Sevilla-Quiñones de León. Profesora de Historia Medieval de la Universidad de León, en la revista "Historia de Iberia Vieja" (nº 8, página 47), recoge la tradición de un Lorenzana en la batalla de Clavijo como Alférez o Lugarteniente del Rey.
  5. José Luis López Sangil. Cita en "La fundación del monasterio de san Salvador de Cines": "Retrocedamos para hablar de la ascendencia del conde don Aloito Gutiérrez, el cual era hijo del conde don Gutierre Aloítez y doña Elvira. Sus hermanos fueron importantes personajes como don Hermenegildo Gutiérrez, conde de Tuy y de Oporto desde el año 873, conquistador de Coímbra en el 878, y Mayordomo real de Alfonso III Magno (866-910). Estuvo casado con doña Ermesinda Gatóñez, hija del conde don Gatón y doña Egido, prima de Alfonso III. Hijos de don Hermenegido y doña Ermesinda fueron don Gutierre Menéndez, casado con doña Ilduara Eiriz, hija de don Ero Fernández y doña Adosinda; conde don Arias Menéndez, casado con doña Ermesinda Gundesíndez; doña Elvira Menéndez, reina por ser esposa de Ordoño II (914-924); doña Aldonza Menéndez, esposa de don Gutierre Osóriz, conde de Lorenzana e hijo del conde don Osorio Gutiérrez”.
  6. Claudio Sánchez-Albornoz. Cita en Una ciudad Hispano-Cristiana hace un Milenio (1947): El clérigo portador del mandato trae la noticia de que ha habido un incidente en palacio cuando se despide el conde Osorio Gutiérrez, hijo de Gutierre Osóriz, pariente y gran amigo del rey Ramiro II (898-951). 
  7. José Luis Sampedro y Escolar. Cita en "El linaje Tejada, un señorío superviviente en el siglo XXI": En la batalla de Clavijo (844) junto a Santiago, patrón de España, se encuentran el rey Ramiro, Gutierre de Osorio, antepasado del marqués de Astorga, y Sancho Fernández de Tejada.
  8. Enrique Cal Pardo. Cita el pleito por la herencia de la condesa Elvira, nieta de Gutierre Osorio conde de Lorenzana en Episcopologio Mindoniense (página 72).
Historia de Iberia Vieja: CLAVIJO 
(Margarita Torres)
Margarita Torres: Lorenzana en Clavijo

Fray Atanasio de Lobera: el "conde santo"

Herencia de la condesa Elvira, nieta del "conde santo"
Imprime esta entrada

martes, 12 de noviembre de 2019

MASONERÍA Global: Noticias de ESPAÑA, USA, Canadá, México, Argentina, Colombia, Chile, Centro-América...

Defensa de la Iglesia y de la Patria
Santiago Clavijo
12/11/19

VIRGEN MARÍA del Pilar y de Guadalupe
Emperatriz de la HISPANIDAD
!Qué la Virgen bendiga a toda Hispano-América! 
ORGANIZACIÓN MASÓNICA INTERNACIONAL 
LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD
To the Glory of the Great Architect of the Universe 
Grand Lodge of Spain of Ancient and Accepted
Presidentes Masones Estadounidenses
Durante la Guerra de la Independencia todos los regimientos británicos disponían de una logia masónica incorporada a ellos, y había asimismo logias militares agregadas a algunos regimientos del ejército colonial. La más famosa de estas últimas era la Logia de la Unión Norteamericana, que se reunía de vez en cuando y, sobre todo, para festejar los días de San Juan.
Al terminar la guerra, se crearon logias y se estipuló como regla que sólo habría una Gran Logia por cada estado y que ninguna podría promulgar el privilegio de fundar una logia en un estado o zona donde ya hubiese funcionando una Gran Logia. Principio calificado como «doctrina de jurisdicción exclusiva». Tras la guerra George Washington fue el primero de los presidentes masones, nombrado en el año 1789 (y reelegido en las presidenciales de 1792), y John Adams su Vicepresidente. La ceremonia de poderes, que se celebró el 30 de abril de ese mismo año, fue marcadamente masónica.
Presidentes MASONES de MÉXICO
24/1/19
Nicaragua fue sede de la 52 Asamblea
de la Confederación Masónica Centroamericana
#Masoneria@masoneriaglobal
El General Perón y la Masonería
Diario Masónico
12/11/19
Varios de los líderes nacionales 
de la Argentina fueron masones, 
desde San Martín a Rivadavia, 
desde Mitre a Sarmiento, 
y desde Irigoyen a Perón.
Pero así como Perón fue el primer político argentino en dar una vuelta de tuerca a nuestra historia y economía al liberarnos de la deuda externa en su primer gobierno, y en encabezar “el primer gran movimiento popular argentino… en que la totalidad de un pueblo se levantó contra la oligarquía” como dijo Julio Cortázar.
“Es menester tener buena memoria porque si no, se llega a perder hasta el derecho a lamentarse. Es preciso que nosotros comencemos a llamar las cosas por su nombre… Latinoamérica comienza recién a despertar de la macabra pesadilla del entreguismo que viene azotándola desde, hace más de un siglo. Sin embargo, en los cinco Continentes, la lucha es tanto interna como internacional: los pueblos que intuyen ya su liberación se enfrentan con las fuerzas de ocupación y sus gobiernos entregados; los países comienzan a hacerlo contra los imperialismos dominantes. Esta es la verdadera guerra de nuestros tiempos.”Juan Domingo Perón
La supuesta iniciación de Perón por Licio Gelli
Juan Domingo Perón se inclinó hacia el Gran Maestre, quien lo esperaba con el martillo de plata, el mandil en la cintura y la banda ceremonial ilustrada con el símbolo masón del compás y la escuadra.
Cuando su boca estuvo cerca de la oreja de Licio Gelli, Perón separó suavemente los labios y le susurró al oído. Nadie los escuchó. El pasaje de secretos era la forma de ser aceptado. En Madrid, el jefe del peronismo atravesaba la ceremonia iniciática que le concedería el Grado 33 del Rito Escocés y lo convertiría en integrante del Consejo Supremo de la famosa logia Propaganda Due (P2).
La voz de Licio Gelli llega del otro lado de la línea telefónica, desde su residencia de Villa Wanda, en la ciudad de Arezzo, Italia. Suena avejentado, pero todo permanece en su mente como una sucesión de diapositivas: sus recuerdos sobre la Argentina, la forma en que conoció a Perón, el modo en que esparció su influencia sobre el tercer gobierno justicialista a través de la P2, sus acuerdos con la dictadura militar, sus años como prófugo de la justicia europea en el Río de la Plata.
“Perón era masón, yo lo inicié en Madrid, en Puerta de Hierro, en junio de 1973”, reafirma cuando se le pregunta sobre el acto por el que convirtió al jefe del justicialismo en miembro de la masonería.
—¿Cómo fue la ceremonia? 
—Fue una ceremonia simple. No era difícil. Era un rito llamado al “Orecchio del maestro” (al oído del maestro). Gelli no titubea sobre los recuerdos de cuatro décadas atrás, a pesar de sus 89 años de edad. Pocos personajes en el mundo fueron vinculados a una cantidad semejante de conspiraciones como las atribuidas al capo de la P2.
Contenido Relacionado
Imprime esta entrada

Volverá a reír la primavera...si se hacen bien las cosas. PSOE vuelve a ser el partido más votado y casi con certeza volverá a formar gobierno; los partidos marxistas han obtenido el 48,9% de los votos; los partidos independentistas y terroristas todavía reciben 2,4 millones de votos, etc. Hay un par de buenas noticias y, sobre todo, motivos fundados para la esperanza en VOX

Volverá a reír la primavera
...si se hacen las cosas bien
Tomás García Madrid
2019-11-12
Tomás García Madrid es católico, padre de familia y español, además de ingeniero de caminos, canales y puertos. Ha ocupado cargos directivos en numerosas empresas durante años y en la actualidad es consultor y articulista aficionado y sin complejos. Es miembro del Patronato de la Fundación Nacional Francisco Franco.

Anteayer domingo sufrimos los españoles las cuartas Elecciones Generales en cuatro años y aunque los resultados vuelven a ser desoladores (el PSOE vuelve a ser el partido más votado y casi con certeza volverá a formar gobierno –aunque no se sabe cómo–; los partidos marxistas han obtenido el 48,9% de los votos; los partidos independentistas y terroristas todavía reciben 2,4 millones de votos, etc) hay un par de buenas noticias y, sobre todo, motivos fundados para la esperanza.

La primera gran noticia, muy por encima de todas las demás, es la consolidación definitiva de Vox, el único partido que de verdad defiende a España y a la totalidad de los españoles. Más de tres millones y medio de electores, prácticamente uno de cada seis, a los que nos han insultado, difamado y vilipendiado (fascistas, racistas, homófobos, misóginos, populistas, mentirosos, eurofobos, etc.), hemos tenido el coraje de votar en conciencia y decir basta a la tiranía progre, al pensamiento único, a la corrección política y a toda la basura que nos han estado embutiendo en el cerebro durante los últimos cuarenta años. Y habríamos sido muchos más, seguro, si no fuera por la campaña del “voto útil” del PP, por el voto del miedo, que probablemente ha vuelto a funcionar –aunque ya poco, afortunadamente, y seguro que por última vez– entre los votantes más mayores, con mayor aversión al riesgo, y entre los votantes más cobardes y más egoístas que votan solo y exclusivamente con la cartera y, como no, por el bombardeo de mentiras y tergiversaciones por parte de los medios de difamación abundantemente pagados por las fuerzas del mal.

En las tres comunidades autónomas en las que se gobierna con el apoyo de Vox (Andalucía, Madrid y Murcia), en las que por lo tanto conocen de primera mano para qué sirve Vox, el aumento ha sido espectacular: Vox ha obtenido en la suma de esas tres CC.AA. el 20,2% de los votos (uno de cada cinco) frente al 14,0% de abril, lo que supone un aumento del 44,3%. De igual modo, si nos fijamos en la España no carcomida por el nacionalismo (esto es, excluyendo Cataluña, Vascongadas, Galicia y Navarra), en la que hoy por hoy es la “verdadera España”, Vox ha obtenido el 18,5% de los votos frente al 12,7% que obtuvo en abril, un 45,7% de aumento.

Pero no solo es una cuestión de números, la imparable irrupción de Vox es mucho más trascendental que los simples porcentajes, pues Vox se ha convertido, probablemente, en el único partido verdaderamente ‘transversal’ (palabra que tanto gusta ahora): tiene afiliados y simpatizantes en el medio urbano y en el rural, en la “España vaciada” y en las grandes ciudades, entre los jóvenes (muchísimos) y entre los mayores, entre los ricos y entre los que no lo son, entre los obreros y entre los patronos, entre los creyentes y entre los agnósticos. Vox no es un partido de clase, por supuesto, pero ni siquiera es un partido de un grupo concreto. Es algo nuevo, que no se ha conocido en los 40 años de cleptocracia, y por lo tanto ilusionante y sumamente esperanzador. Con sus 52 diputados y 3 senadores (incluido el que ya tenía por designación autonómica) está en condiciones de parar ante el Tribunal Constitucional cualquiera de las leyes liberticidas, totalitarias y anticonstitucionales que tanto le gustan a Sánchez, empezando por la Ley de Mentira Histórica, por lo que se ha convertido en un dique imprescindible para contener la dictadura progre que nos tiene esclavizados.

La otra buena noticia es el mayor peso de los partidos conservadores, los que el lenguaje convencional califica “de derechas” (mucho me cuesta llamar al PP “de derechas” con sus posiciones en cuanto a la defensa de la Vida, de la Familia, de la libertad religiosa, de la ideología de género y tantas otras). Sin considerar a la extinta Cs (que no se sabía lo que era -ahora ya se sabe: no es nada-, y que como el pez Payaso -Amphiprion ocellari- cambia de sexo a voluntad) la suma de “las derechas” (PP+Vox) ha pasado de 7,1 millones de votos (27,1%) a 8,8 millones (35,9%) y de 92 diputados a 142, mucho más cerca de los partidos marxistas de ámbito nacional (PSOE, Unidas Potamos y Más Pis), que han bajado de 166 a 162 diputados, reduciéndose significativamente la diferencia, aunque todavía nos queda la lacra de los 34 escaños (10% del total) entregados por la maldita Ley Electoral que padecemos a independentistas y terroristas que solo los usan para hacer daño a España y destruir la convivencia y que, como se ha comprobado una y otra vez, siempre están a disposición de la izquierda cuando los necesitan.

¿Y ahora qué?
En España existen dos únicas experiencias de “nuevos partidos” (Potemos y Cs) que hayan aparecido para amenazar, o al menos perturbar, el demoledor sistema bipartidista que con su placentera alternancia en el poder nos han mangoneado (y mangado) a discreción en las últimas décadas y que nos ha llevado a la deplorable situación en que nos encontramos. Las dos han sido experiencias fallidas: de los 71 diputados de Potemos en 2016 a los 35 de Unidas Potamos hoy (y bajando de modo continuado y sostenido) y de los 57 diputados de Cs en abril a los 10 de hoy (y probablemente cero si se repitieran las elecciones mañana). A Vox no le debe pasar eso, por el bien de España, de nuestros hijos y de nuestros nietos, pero si no hacen las cosas bien les pasará. Y, probablemente, esta sea la última oportunidad para tener en España una fuerza política patriótica, éticamente solvente y que defienda la verdadera libertad de la persona y la justicia social. Si Vox no hace las cosas como es debido, y fracasa, me temo que España se dirige irremediablemente al abismo, en uno de esos episodios de autodestrucción colectiva que desgraciadamente ya hemos vivido (1898, 1931, etc) y que hemos salvado ‘in extremis’.

Vox debe mantenerse anclado en sus ‘puntos fijos’, los que no tienen matices ni admiten negociación, en la propuesta recogida en los “100 principios para una España Viva”, trabajando para convencer a más y más españoles de que eso, y no otra cosa, es lo que necesita España para progresar en libertad y en concordia, defendiendo la herencia que nos dejaron nuestros antepasados y ofreciendo a nuestros descendientes una nación mejor que la que nos hemos encontrado (lo que por otra parte no es muy difícil). Si entra en la dinámica perversa y falaz de modificar su discurso en función de los sondeos de opinión, para conseguir más votos, con esa fórmula diabólica resumida en la conocida frase de “estos son mis principios y si no le gustan tengo otros” acabará, como todos, engullidos por el sistema y desaparecido. Debemos seguir siendo valientes y carecer de vergüenza para seguir defendiendo lo que pensamos y lo que queremos para España digan lo que digan los voceros del pensamiento único y sea cual sea el resultado de las futuras citas electorales. Vox ofrece un menú, el que contiene los ingredientes que sirven para recuperar la España que durante largos periodos de la historia (y alguno no tan lejano) ha sido luz del mundo y modelo a imitar para muchos; al que no le guste que no lo compre, y a seguir insistiendo hasta que lo compre. Únicamente, y es un pequeño matiz en la amplia panoplia de medidas que propone, debe profundizar en el aspecto social de su política económica (“ni un hogar sin lumbre ni un español sin pan”) alejándose de liberalismos radicales en lo económico que, aunque algunos no se han enterado, están obsoletos por ser socialmente injustos.

A la vez, debe construir una organización que soporte con eficacia el peso que ha adquirido y que, en su momento, le sirva para gobernar. Debe aumentar su implantación territorial, entrando en áreas geográficas en las que todavía su presencia es testimonial (Galicia, Vascongadas, Cataluña, Navarra, Rioja, etc); debe reforzar la cabeza de la organización, que ahora descansa en no más de media docena de personas, muy brillantes y muy meritorias pero que no pueden soportar solas toda la carga; debe “auditar” a todos y cada uno de sus cuadros y de sus cargos electos, para asegurarse que verdaderamente comparten los principios de la formación, que son íntegros y honestos hasta la médula y que han venido a servir, no a servirse; debe preparar un banquillo solvente de futuros candidatos, altos cargos y, por supuesto, ministros; debe formar a todas esas personas, no en técnicas de mercadotecnia o de comunicación, sino en los principios que conforman la visión de España y de la sociedad que defiende Vox, de modo que no sean solo un grupo, más o menos grande, de personas hartas de lo que está pasando con nuestra Patria; debe ganarse a las “fuerzas vivas” de la sociedad civil (organizaciones empresariales, grandes empresarios, Iglesia, sindicatos, asociaciones profesionales, etc.) que todavía les miran con recelo y han comprado la mentira de que son una especie de monstruos fascistas y reaccionarios; debe crear un mecanismo sólido de control interno (equivalente a lo que en las empresas se llama auditoría interna y departamentos de cumplimiento) para detectar y erradicar cualquier comportamiento fraudulento o no ético; y, lo más importante, debe trabajar para conseguir disponer de una plataforma de medios de comunicación (incluyendo TV y radio, no solo medios digitales y redes sociales) potente que, si no los apoya, al menos no los insulta y no tergiversa sus mensajes.

Vox no debe tener urgencia por entrar en los gobiernos, al nivel que sea. El día que entre a gobernar debe ser con la autoridad suficiente para poner en marcha las medidas de su programa, no simplemente para figurar, aparecer en la foto y repartir entre algunos de sus militantes unas cuantas poltronas. Hasta entonces, y como está haciendo, debe ser firme con los que gobiernan con su apoyo, no regalar nada y defender a capa y espada el mandato de sus votantes. Tampoco debe recrearse en el éxito, pensando que con 3,6 millones de votos ya les conoce toda España, deben seguir haciendo kilómetros, visitando pueblos y ciudades, escuchando a los españoles y transmitiendo su mensaje. Se ha avanzado mucho, pero también queda mucho por hacer.

No creo que el gobierno que salga de estas elecciones, sea cual sea la fórmula que elija Sánchez para ser investido, aguante más de un par de años, y menos con el horizonte económico que estamos viendo. No es mucho tiempo, hay que actuar con diligencia, pero si se hace lo correcto se estará en condiciones de formar gobierno en dos, cuatro o seis años y entonces si podremos decir que EN ESPAÑA EMPIEZA A AMANECER.
Tomás García Madrid es católico, padre de familia y español, además de ingeniero de caminos, canales y puertos. Ha ocupado cargos directivos en numerosas empresas durante años y en la actualidad es consultor y articulista aficionado y sin complejos. Es miembro del Patronato de la Fundación Nacional Francisco Franco.
Imprime esta entrada

ACdP-CEU, XXI Congreso Católicos y Vida Pública (16-17/11): Derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos

XXI Congreso: 16-17 de NOVIEMBRE
La ACdP dedica su congreso anual 
Católicos y Vida Pública al derecho de los padres 
a elegir la educación de sus hijos
17/9/2019
La Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU organizarán los días 15, 16 y 17 de noviembre el 21 Congreso Católicos y Vida Pública con el título ‘Libertad para educar, libertad para elegir’

Durante estos tres días, el Congreso profundizará en el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, conocer otras realidades educativas y denunciar aquellas situaciones en las que no se respeta la libertad de los padres en el ámbito de la enseñanza. En definitiva, el objetivo es concienciar a la sociedad en torno a este derecho, tan vulnerado en buena parte del mundo.

Fundamentos de la libertad de educación, factores de desigualdad a la hora de elegir un centro, el papel de la escuela católica en la evangelización, la inclusión real en la educación u otros sistemas educativos diferentes al español son algunos de los temas que se abordarán en este encuentro que se celebrará en el Campus de Moncloa de la Universidad CEU San Pablo. Como novedad este año, el Congreso tendrá una metodología muy participativa -grupos o talleres de trabajo- para que los asistentes puedan exponer sus puntos de vista y trabajar de manera conjunta en los asuntos en que estén más interesados.

Como en otras ediciones, los jóvenes tendrán su espacio durante todo el Congreso con una mesa de trabajo coordinada por el Delegado de Enseñanza de la diócesis de Getafe, Javier Segura, y con la celebración, por segundo año consecutivo, de un Torneo de Debate universitario, con la participación de más de una decena de universidades españolas, públicas y privadas. Este Congreso Juvenil es un espacio diferenciado para los adolescentes, pero en estrecho contacto con el Congreso general.

El Congreso también contará con una actividad cultural de primer nivel, el preestreno de la película ‘Corazón ardiente’, primer largometraje sobre la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, que entrelaza una trama de ficción con hechos y testimonios. Como es tradicional, la jornada del domingo incluirá la celebración de una Eucaristía presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, la exposición de las conclusiones finales fruto de los trabajos realizados en cada taller y la ponencia de clausura «El arte de educar en libertad», que impartirá el célebre profesor de literatura y ensayista italiano, Franco Nembrini.

Por último, tal y como viene siendo ya tradición, se acogerá a los más pequeños a través del Congreso Infantil, con diversas actividades diseñadas para ellos por la dirección y profesorado de los colegios CEU San Pablo Montepríncipe y CEU San Pablo Sanchinarro.

Imprime esta entrada

lunes, 11 de noviembre de 2019

Batallas legendarias: Roncesvalles y Clavijo. Alfonso II el Casto: Bernardo del Carpio (sobrino) y Gutierre de Osorio (pariente). Carlomagno invade Hispania: Marca Hispánica, Zaragoza y Reino Astur-Leonés

Batallas legendarias: Roncesvalles y Clavijo
Carlomagno invade Hispania: Zaragoza (778), Marca Hispánica (795) y Reino Astur-Leonés (808). Alfonso II el Casto (760-842): Bernardo del Carpio (sobrino) y Gutierre de Osorio (pariente). Lorenzo Gutiérrez (hijo de Gutierre), héroe de la batalla de Clavijo (859).
Blog Santiago Clavijo
13-10-19
  1. Bernardo del Carpio: Héroe leonés de la segunda batalla de Roncesvalles (808). Romancero de Ramón Menéndez Pidal
  2. Fundación, Pérdida y Reconquista de España: Toledo, Guadalete, Covadonga, Poitiers, Clavijo, Simancas, San Esteban de Górmaz,...Navas de Tolosa, Sevilla y Granada. Verdadera historia de las batallas de Roncesvalles, Clavijo y Arrigorriaga
  3. RECONQUISTA: Calzadas Romanas y Rutas Militares del Reino Astur-Leonés
  4. CarloMagno: Batalla de Roncesvalles + 1200º Aniversario de la unión de la Iglesia con el Imperio + Historia de la Iglesia en Videos
  5. SANTIAGO Apóstol, Evangelizador y Patrono de ESPAÑA. Cruzada contra el Islam. ¡Santiago cierra, España! Cronología, Batalla de Clavijo, Tributo de las 100 doncellas, Voto de Santiago y El Camino de Santiago)
  6. Grandes BATALLAS de ESPAÑA y de la HISTORIA
  7. "ALFA y OMEGA de ESPAÑA". Pasado, Presente y Futuro de los HISPANOS
  8. Linaje del cardenal Francisco Antonio de Lorenzana, arzobispo de México y Toledo, y cardenal de la sede primada de España. Desciende de Lope Rodríguez de Lorenzana y de su antepasado Lorenzo Gutiérrez, que rechazó (844) a los normandos (vikingos daneses) siendo premiado con un señorío en las tierras de Mondoñedo, y capitaneó el ejército astur-leonés de Ordoño I, venciendo a los moros en la legendaria batalla de Albelda-Clavijo (859) gracias al apóstol Santiago