Píldoras Anti-Masonería

El blog CLAVIJO defiende los valores

de la Iglesia Católica y de España

amenazados por el proyecto masónico-luciferino

"Nuevo Orden Mundial"


e-mail: ClavijoEspana@gmail.com



jueves, 11 de julio de 2013

New Age y Herejías Gnósticas. Encíclica "LUMEN FIDEI" del Papa Francisco. Conspiración de Satanás contra la unidad e integridad de la Fe (958)


Sumario
1. Herejías Gnósticas 
(Encíclica "Lumen Fidei" del Papa Francisco)
2. Gnosticismo: Herejía bimilenaria (Clavijo)
3. Conspiración Gnóstica de Satanás (Clavijo)
4. Nueva Era (Documento 2003 de Benedicto XVI)
5. Sectas y Gnósis (RIES-Aleteia)
6. Jesuíta abandona el sacerdocio por la Nueva Era
CARTA ENCÍCLICA 
"LUMEN FIDEI"  
DEL SUMO PONTÍFICE FRANCISCO
A LOS OBISPOS, A LOS PRESBÍTEROS Y A LOS DIÁCONOS. 
A LAS PERSONAS CONSAGRADAS 
Y A TODOS LOS FIELES LAICOS, 
SOBRE LA FE
47. La unidad de la Iglesia, en el tiempo y en el espacio, está ligada a la unidad de la fe: « Un solo cuerpo y un solo espíritu […] una sola fe » (Ef 4,4-5). Hoy puede parecer posible una unión entre los hombres en una tarea común, en el compartir los mismos sentimientos o la misma suerte, en una meta común. Pero resulta muy difícil concebir una unidad en la misma verdad. Nos da la impresión de que una unión de este tipo se opone a la libertad de pensamiento y a la autonomía del sujeto. En cambio, la experiencia del amor nos dice que precisamente en el amor es posible tener una visión común, que amando aprendemos a ver la realidad con los ojos del otro, y que eso no nos empobrece, sino que enriquece nuestra mirada. El amor verdadero, a medida del amor divino, exige la verdad y, en la mirada común de la verdad, que es Jesucristo, adquiere firmeza y profundidad. En esto consiste también el gozo de creer, en la unidad de visión en un solo cuerpo y en un solo espíritu. En este sentido San León Magno decía: « Si la fe no es una, no es fe »[40].
¿Cuál es el secreto de esta unidad? La fe es « una », en primer lugar, por la unidad del Dios conocido y confesado. Todos los artículos de la fe se refieren a él, son vías para conocer su ser y su actuar, y por eso forman una unidad superior a cualquier otra que podamos construir con nuestro pensamiento, la unidad que nos enriquece, porque se nos comunica y nos hace « uno ».
La fe es una, además, porque se dirige al único Señor, a la vida de Jesús, a su historia concreta que comparte con nosotros. San Ireneo de Lyon ha clarificado este punto contra los herejes gnósticos. Éstos distinguían dos tipos de fe, una fe ruda, la fe de los simples, imperfecta, que no iba más allá de la carne de Cristo y de la contemplación de sus misterios; y otro tipo de fe, más profundo y perfecto, la fe verdadera, reservada a un pequeño círculo de iniciados, que se eleva con el intelecto hasta los misterios de la divinidad desconocida, más allá de la carne de Cristo. Ante este planteamiento, que sigue teniendo su atractivo y sus defensores también en nuestros días, san Ireneo defiende que la fe es una sola, porque pasa siempre por el punto concreto de la encarnación, sin superar nunca la carne y la historia de Cristo, ya que Dios se ha querido revelar plenamente en ella. Y, por eso, no hay diferencia entre la fe de « aquel que destaca por su elocuencia » y de « quien es más débil en la palabra », entre quien es superior y quien tiene menos capacidad: ni el primero puede ampliar la fe, ni el segundo reducirla[41].
Por último, la fe es una porque es compartida por toda la Iglesia, que forma un solo cuerpo y un solo espíritu. En la comunión del único sujeto que es la Iglesia, recibimos una mirada común. Confesando la misma fe, nos apoyamos sobre la misma roca, somos transformados por el mismo Espíritu de amor, irradiamos una única luz y tenemos una única mirada para penetrar la realidad.
48. Dado que la fe es una sola, debe ser confesada en toda su pureza e integridad. Precisamente porque todos los artículos de la fe forman una unidad, negar uno de ellos, aunque sea de los que parecen menos importantes, produce un daño a la totalidad. Cada época puede encontrar algunos puntos de la fe más fáciles o difíciles de aceptar: por eso es importante vigilar para que se transmita todo el depósito de la fe (cf. 1 Tm 6,20), para que se insista oportunamente en todos los aspectos de la confesión de fe. En efecto, puesto que la unidad de la fe es la unidad de la Iglesia, quitar algo a la fe es quitar algo a la verdad de la comunión. Los Padres han descrito la fe como un cuerpo, el cuerpo de la verdad, que tiene diversos miembros, en analogía con el Cuerpo de Cristo y con su prolongación en la Iglesia[42]. La integridad de la fe también se ha relacionado con la imagen de la Iglesia virgen, con su fidelidad al amor esponsal a Cristo: menoscabar la fe significa menoscabar la comunión con el Señor[43]. La unidad de la fe es, por tanto, la de un organismo vivo, como bien ha explicado el beato John Henry Newman, que ponía entre las notas características para asegurar la continuidad de la doctrina en el tiempo, su capacidad de asimilar todo lo que encuentra[44], purificándolo y llevándolo a su mejor expresión. La fe se muestra así universal, católica, porque su luz crece para iluminar todo el cosmos y toda la historia.
49. Como servicio a la unidad de la fe y a su transmisión íntegra, el Señor ha dado a la Iglesia el don de la sucesión apostólica. Por medio de ella, la continuidad de la memoria de la Iglesia está garantizada y es posible beber con seguridad en la fuente pura de la que mana la fe. Como la Iglesia transmite una fe viva, han de ser personas vivas las que garanticen la conexión con el origen. La fe se basa en la fidelidad de los testigos que han sido elegidos por el Señor para esa misión. Por eso, el Magisterio habla siempre en obediencia a la Palabra originaria sobre la que se basa la fe, y es fiable porque se fía de la Palabra que escucha, custodia y expone[45]. En el discurso de despedida a los ancianos de Éfeso en Mileto, recogido por san Lucas en los Hechos de los Apóstoles, San Pablo afirma haber cumplido el encargo que el Señor le confió de anunciar « enteramente el plan de Dios » (Hch 20,27). Gracias al Magisterio de la Iglesia nos puede llegar íntegro este plan y, con él, la alegría de poder cumplirlo plenamente.
Santiago Clavijo (6/11/2009): Si Amenábar en su película “Ágora” defiende a los gnósticos del siglo IV (supongo que también a Prisciliano, obispo herético de Ávila ejecutado por el emperador Máximo) será porque está en el ajo de la "Nueva Era" eslabón último de la cadena gnóstica, como denunció Juan Pablo II (*).
El primer hereje del Gnosticismo fue el mago Simón de Samaria en tiempos de los apóstoles. Desde San Ireneo, obispo de Lyon (siglo II), hasta Clemente XII (1738) y todos los Papas posteriores, el Gnosticismo es considerado como el principal enemigo del cristianismo. Es la base filosófica y religiosa de la Masonería.
La "Nueva ·Era" es una religión sincrética que aglutina religiones orientales, herejías gnósticas e ideologías masónicas. Su objetivo es la destrucción de la Iglesia católica mediante la sustitución, ya que los seres humanos por ley natural necesitan creer en algo superior y el ateísmo ha fracasado después de dos siglos. El relativismo, la ideología de género y la educación para la ciudadanía son los frutos perversos del Gnosticismo y la Masonería. 
Una élite plutocrática de ideología socialmasónica totalitaria está al servicio de Satanás. El gran desarrollo de la ciencia y la ingeniería psicosocial ha acelerado el proyecto de gobierno mundial, documentado desde la carta de Pike a Mazzini (1871) conservada en un museo británico.
(*): Juan Pablo II. "Cruzando el umbral de la Esperanza". Plaza&Janes 1994 (Capítulo 14, página 105):...renacimiento de las antiguas ideas gnósticas en la forma de la llamada New Age.
Conspiración Gnóstica 
Satanás versus Cristo
Santiago Clavijo (21/6/2010): Satanás está en la cúspide del Poder en la sombra, es el capitán general de las fuerzas del Mal que trata de destruir desde hace veinte siglos a la Iglesia de Jesucristo. Mediante el pecado corrompe a los hombres, su estado mayor está formado por herejes, filósofos e ideólogos. A partir del siglo XX los grandes banqueros toman las riendas del poder gracias a la extraordinaria riqueza acumulada con las guerras, monopolios y la especulación financiera. El desarrollo tecnológico y de los medios de comunicación hacen posible el control de las naciones por unos pocos.
El Gnosticismo, inventado por Satanás y adaptado a cada época, es la espina dorsal del pensamiento anti-católico, que estructura las ideologías al servicio del Poder. Lo que apoya la tésis de la Conspiración luciferina contra la Iglesia: “Los supercapitalistas de los miles de billones de dólares tratan de implantar un "Nuevo Orden Mundial", una "Religión única" (New Age) y un "Gobierno supranacional en la sombra”.
La enumeración cronológica de algunas de las principales doctrinas de la era cristiana demuestra que la “cadena gnóstica” no es una paranoia de “conspiranoicos”:

  • -Las herejías de los primeros siglos, especialmente el arrianismo, tuvieron en la Biblioteca de Alejandría (capital intelectual del oriente mediterráneo) el crisol de la gnosis antigua: fusión de judaísmo, zoroastrismo, neoplatonismo y cristianismo. 
  • -La teocracia imperialista del falso profeta Mahoma (siglo VII) es también una religión sincrética de base gnóstica.
  • -La herejía cátara-albigense (siglo XIII) revive el gnosticismo unido a ciertas corrupciones platónicas, primacía homosexual y colectivismo comunista. 
  • -El humanismo neoplatónico de la Academia florentina (siglo XV) es un gnosticismo paganizante, el elemento decisivo de la Modernidad que llega a nuestros días. 
  • -La herejía protestante (siglo XVI) es una rebeldía antropocéntrica de base humanista y raíces gnósticas, herméticas y neoplatónicas.
  • -El racionalismo cartesiano (siglo XVII) conecta la gnosis antigua con la moderna, abrió los caminos del subjetivismo y del idealismo.
  •  -La masonería es gnosis, según W. Hannah, el más importante tratadista sobre el secreto masónico. En 1717 se funda la Gran logia de Inglaterra y se proclaman las Constituciones masónicas de Anderson.
  • -El gnosticismo maniqueo de los Iluminados de Baviera está presente en los ambientes enciclopedistas prerrevolucionarios de Francia y se incorporó a la masonería por medio de Mirabeau, el fundador del club de los Jacobinos. La corriente moderna de los “iluminados” dará origen a la “New Age”, denunciada por Juan Pablo II. 
  • -El enciclopedismo francés que pretendió monopolizar la Ilustración, está emparentado con el gnosticismo moderno, base de la masonería especulativa. Voltaire perteneció a la famosa logia masónica de París las “Nueve Hermanas”, fue el mayor enemigo de los Jesuitas, de la Iglesia y del Dios único.
  • -El espíritu revolucionario hegeliano, marxista y anarquista es la versión secularizada del ascetismo gnóstico. Rebrotó en la rebelión juvenil de 1968 y en los teóricos radicales del nuevo socialismo presuntamente democrático, cuyo miembro más influyente es H. Marcuse de la Escuela de Frankfurt, que pretende la liberación como resultado de la destrucción de todo tipo de orden. 
  • -La gnosis moderna tiene su origen en Kant, el gran filósofo que declara a Dios incognoscible para la razón pura. El influjo gnóstico está presente en la gran literatura francesa del siglo XIX: Zola, Baudelaire y sobre todo Víctor Hugo, relacionado con el satanismo, objeto predilecto de la Gnósis. 
  • -Nietzsche es el gran autor de la teoría de la muerte de Dios que tiene raigambre gnóstica. La teología de la liberación sigue a Nietzsche, Marx y a la escuela neosocialista de Frankfurt. El hombre moderno está sometido a la metodología gnóstica que predica la liberación como paso a lo universal, lo colectivo y lo general, por renuncia a la existencia individual e indiferencia al destino personal. 
  • -Isaac Asimov que ha extasiado a los aficionados de la ciencia-ficción con la tetralogía de la "Fundación" y su protagonista el profeta Seldon, inventor de la psico-historia, es un gnóstico en versión judía; su planeta hipercolectivo Gaia es una concepción altamente gnóstica. 
  • -Umberto Eco en “El péndulo de Foucault” pretende realizar la historia del esoterismo pero es realmente una exaltación del gnosticismo. Los gnósticos están entre nosotros, hay una permanente infiltración en la filosofía, en la literatura, en el cine y sobre todo en las secciones culturales de los medios de comunicación. Es el proyecto de Satán desde la fundación de la Iglesia hasta el "Juicio final "(Apocalípsis).
Fuentes:

  • -Ricardo de la Cierva. Las puertas del infierno (2006) 
  • -Juan Pablo II. Cruzando el umbral de la esperanza (1994)
  • -E. Couvert. La gnósis universal (1989) 
  • -A. del Noce. Violencia y secularización de la gnósis (1980)
"NUEVA ERA"
Documento Vaticano 2003
JESUCRISTO PORTADOR DEL AGUA DE LA VIDA
Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era”
1. ¿Qué tipo de reflexión?
1.1. ¿Por qué ahora?
1.2. En la era de las comunicaciones
1.3. Contexto cultural
1.4. La Nueva Era y la fe católica
1.5. Un desafío positivo
2. La espiritualidad de la Nueva Era: visión general
2.1. ¿Qué hay de nuevo en la Nueva Era?
2.2. ¿Qué pretende ofrecer la Nueva Era?
2.2.1. Encantamiento: tiene que haber un ángel
2.2.2. Armonía y comprensión: buenas vibraciones
2.2.3. Salud: una vida dorada
2.2.4. Totalidad: un viaje mágico al misterio
2.3. Principios fundamentales del pensamiento de la Nueva Era
2.3.1. Una respuesta global en tiempos de crisis
2.3.2. La matriz principal del pensamiento de laNueva Era
2.3.3. Temas centrales de la Nueva Era
2.3.4. ¿Qué dice la Nueva Era sobre...
2.3.4.1. ...la persona humana?
2.3.4.2. ...Dios?
2.3.4.3. ...el mundo?
2.4. « ¿Habitantes del mito o de la historia? »: La Nueva Eray la cultura
2.5. ¿Por qué ha crecido la Nueva Era con tanta rapidez y se ha difundido de manera tan eficaz?
3. La Nueva Era y la Espiritualidad Cristiana
3.1. La Nueva Era como espiritualidad
3.2. ¿Narcisismo espiritual?
3.3. El Cristo cósmico
3.4. Mística cristiana y mística Nueva Era
3.5. El « dios interior » y la « theosis »
4. Nueva Era y Fe Cristiana frente a frente
5. Jesucristo ofrece el agua de la vida
6. Indicaciones importantes
6.1. Una necesidad: acompañamiento y formación sólida
6.2. Iniciativas prácticas
7. Apéndice
7.1. Algunas formulaciones breves de ideas de la Nueva Era
7.2. Glosario selecto
7.3. Lugares clave de la Nueva Era
8. Recursos
8.1. Documentos del Magisterio de la Iglesia Católica
8.2. Estudios cristianos
9. Bibliografía general
9.1. Algunos libros de la Nueva Era
9.2. Obras históricas, descriptivas y analíticas
Sectas y Gnósis
RIES-Aleteia (25/6/2013): Las ideas gnósticas sustituyen la Palabra de Dios por palabras humanas y suplantan la Redención de Cristo por una supuesta autorredención. Así se encabeza en el portal católico Aleteia el artículo que firma el experto argentino Roberto A. Federigo, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), y que reproducimos a continuación.
1. ¿Qué es gnosis? y ¿Qué dice ser gnosis?
Gnosis deriva del griego Gnôsis, “conocimiento”. La gnosis fue una idea religiosa que pretendía conocer por una percepción misteriosa las cosas relativas a Dios.
En el Coloquio de Mesina (1966) varios especialistas en el tema Gnosis (Widengren, Bianchi, Jonas, Daniélou, Colpe, Simon y Marrou) definieron con precisión el significado de los términos “gnósis”, “gnosticismo”, “pregnosticismo”, “protognosticismo” y “gnóstico”. Por gnósis debería entenderse a “todo conocimiento de los misterios divinos reservados a una elite”, y como gnosticismo “a los conjuntos doctrinales que surgieron hacia los siglos II d.C. y siguientes”.
Este término ya era conocido y utilizado por diversas corrientes de la filosofía griega como los platónicos y los pitagóricos. No obstante, no sólo la filosofía y los misterios helenísticos fueron de influencia para la formación de esta idea, también lo fueron el judaísmo cabalístico, los dualismos orientales como el parsismo y el zoroastrismo, igualmente la teosofía hindú, la astrología, el hermetismo, la angelología y la demonología.
El Instituto Gnóstico de Antropología Samael y Litelantes de España (1) dice que: “Es la fuente original del Conocimiento; es la Sabiduría-Síntesis que iluminó las grandes Civilizaciones Serpentinas de la antigüedad. La Gnosis es la esencia de todas las religiones y tradiciones espirituales del pasado. Necesario es distinguir entre “esencia” y “formas” religiosas. Las formas religiosas caducan con el tiempo…, la esencia siempre permanece, sólo que cambia de ropaje con el paso del tiempo. La Gnosis es una filosofía perenne y universal; es la Religión-Sabiduría de los primeros tiempos de la humanidad; es el sistema metafísico y oculto de las religiones, sólo visible a los Iniciados…”.
2. ¿Cómo se desarrolló el gnosticismo?
Su origen parece centrarse en la zona correspondiente a Grecia, Persia, Egipto, Palestina y diferentes teorías aseguran meticulosamente su origen.
Orígenes paracristianos:
-Teoría de Pétrement: afirma que fue un cristianismo cismático quien llevó al extremo algunas ideas profundamente cristianas y patentes en las Epístolas de San Juan.
-Teoría de Daniélou: sostiene que sus raíces son también judeocristianas por una desmedida interpretación de la escatología comenzada.
Orígenes judíos:
-Teoría de Scholem: afirma que era una doctrina surgida de sectas heterodoxas judías.
-Teoría de Wilson y Bultmann: dicen que surgió del judaísmo de la diáspora o helenístico.
-Teoría de Grant: no sólo vio su origen en las sectas apocalípticas judías, sino también en la desilusión por la destrucción del templo de Jerusalén en el año 70 d.C.
Orígenes Helenísticos:
-Teoría de Harnack y Ménard: sostienen sus orígenes helenísticos y estoicos.
Orígenes Orientales:
-Teoría de Mosheim: sostiene su surgimiento en Persia y Caldea, y de allí desplazada a Egipto y luego a Judea y Grecia.
Orígenes persas:
-Teoría de Horn y Lewald: establecen sus orígenes en el seno del zoroastrismo.
-Teoría de Bousset: concluye que se formó de las concepciones iranias combinadas con el pensamiento griego.
-Teoría de Reitzenstein: sugiere sus raíces iranias.
-Teoría de Windengren: también afirma sus raíces iranias.
Orígenes mesopotámicos:
-Teoría de Anz: dice que sus orígenes son babilonios.
No obstante, y a pesar de las diversas teorías (incluidas las de algunos investigadores que determinan sus comienzos en la India), todo parecería indicar que su origen sería samaritano de prolongación siriaca.
Es innegable que las primeras referencias las encontramos hacia el 55 d.C., y que esta doctrina, que se difundió en el cercano oriente entre los siglos I y III de nuestra era, pretendía incorporar al cristianismo algunos elementos paganos. Se estima que gran parte de los pensadores gnósticos habrían sido discípulos de maestros cristianos.
El gnosticismo moderno comenzó entre los siglos XVIII y XIX. Heredero del gnosticismo antiguo, su línea sucesoria habría pasado desde aquel iniciador, al esoterismo y ocultismo medieval, comunidades de “puros” y otras herejías, pensadores heterodoxos, órdenes discretas, y esoterismo moderno.
Entre mediados y fines del XIX, el resurgimiento de las ideas medievales (debido al romanticismo esotérico) plasmadas en un neo-rosacrucismo (tipo de masonería ocultista) más la aparición de iglesias esotéricas como las de Vintras y Boullan, el espiritismo, la teosofía y ocultistas como Eliphas Levi yPaschal Beverly Randolph entre otros (en suma al descubrimiento de diversos espiritualismos y prácticas orientales como consecuencia del colonialismo europeo) animaron toda una suerte de esoterismos “á la mode” que se verán conformados desde comienzos del siglo XX en un sinfín de instituciones esotéricas.
El sincretismo esotérico-ocultista junto a la reciprocidad o doble participación de los miembros de antedichas instituciones fueron suficientes para que en Francia se creara el gnosticismo moderno o “neo-gnosticismo”; en 1890, Jules Doinel crea la Iglesia Gnóstica de Francia. Como se ha dicho, habitualmente los miembros de un grupo también frecuentaban otro u otros, de esta manera, esa múltiple conexión dio paso a la multiplicación de grupos tanto sea para la expansión de esas mismas ideas como para la de nuevas (grupo separado).
Para citar un ejemplo, en la Iglesia Gnóstica de Francia fue iniciado por Doinel (su fundador), Léonce-Eugène Joseph Fabre des Essarts en 1890, quien inició a Jean Bricaud en 1896, este también recibió inicio de Jean Giraud en 1913, quien lo hizo también con Constant Chevillon en 1936, y éste conArnold Krumm-Heller en 1939, quien habría sido maestro de Samael Aun Weor, creador del gnosticismo moderno más conocido en la actualidad.
Samael Aun Weor (Víctor Manuel Gómez Rodríguez) nació el 6 de marzo de 1917 en Colombia. Desde muy joven se interesó por el espiritismo e ingresó en la teosofía. A la edad de 18 años, habría ingresado en la Fraternitas Rosicruciana Antiqua fundada por Krumm-Heller. En 1948 decide formar el Movimiento Gnóstico, que conducirá hasta su muerte el 24 de diciembre de 1977. El movimiento se fraccionó a su muerte en distintas grupos que dicen ser sus auténticos sucesores.
3. Creencias y prácticas del neo-gnosticismo o gnosticismo moderno
-Creen básicamente en la reencarnación de las almas. Unos y otros se mueven dentro del esoterismo en conventículos secretos… (2). Practicarían la disolución del Yo mediante la “Magia Sexual” o arcano A.Z.F. que sería el “coito reservatus” o “karezza” (3).
-Creen que Samael Aun Weor es el Kalki Avatara de la Era de Acuario o Buda viviente. Él mismo se atribuía los títulos de: El Ser, Hombre Supranormal, Avatara de la Era de Acuario, Buddha Maitreya, Logos de Marte, Verbo Divino, Justicia de Dios, Iniciador de la Nueva Era, Cristo Cósmico de Acuario, Verbo Solar, Profeta de Dios, Superhombre del siglo XX, etc.
-Que Cristo no es Dios, ni persona divina.
-Dicen despertar la kundalini con la magia sexual.
4. Pero entonces… ¿Qué es la gnósis?
George A. Mather y Larry A. Nichols dicen de la gnosis: “La secta Gnosis, que también funciona con los nombres de Programas Culturales Gnosis, Centro de Estudios Gnósticos y Asociación Gnóstica de Estudios de Antropología y Ciencias, se fundó en Sudamérica, por donde está, al igual que en España, más extendida. Su doctrina es, según dicen ellos, la revelada por el «muerto viviente» Samael Aun Weor. En España cuenta con unos 4.000 miembros y ha tenido problemas con la justicia por sus sistemas de captación y aislamiento, especialmente con menores” (4).
“Agrupaciones como La Comunidad, AGEACA (Asociación Gnóstica de Estudios Antropología y Ciencia), Programas culturales de Gnosis, Centro de Estudios Gnósticos… o simplemente la secta Gnosis*, son una pequeña muestra de ese infinito batiburrillo que continuamente se nos muestra anunciado desde vallas y paredes, fácilmente reconocible por el increíble elenco de saberes que exhibe como reclamo.
Una de las principales hipótesis de trabajo del humanismo gnóstico se basa en la idea tántrica de que la libido sexual humana es, de algún modo, idéntica a la energía benéfica y creativa del universo. Por eso en las sectas de ese movimiento se practica un culto del éxtasis, basado en una visión de sexualidad cósmica… y en una desinhibición de las costumbres del individuo, de lo más animalesca, dicho con perdón.
*En Las sectas, Pilar Salarrullana transcribe este pasaje del diario de una seguidora de Gnosis: «Con Él (se está refiriendo al gurú de la secta, un mejicano llamado Joaquín Amortegui) lo he tenido todo. Mientras me penetraba, me susurraba su visión que quería compartir conmigo. Y yo intentaba beber esa sabiduría y su semen sagrado a la vez. Las demás esperaban… es una fuente que no se agota» (5).
“Entre los diversos casos vinculados a Gnosis y tratados en la Fundación, se destaca el de un matrimonio de aproximadamente cuarenta años, sin hijos que abandonaron el grupo cuando empezaron a explicar al hombre que la única manera de elevarse era teniendo relaciones sexuales pero sin eyaculación” (6).
5. ¿Por qué la Iglesia no apoya al gnosticismo? 
La Iglesia ya se ha pronunciado en relación al tema gnosis (7): “Juan Pablo II ha alertado respecto al renacimiento de las antiguas ideas gnósticas en la forma de la llamada New Age. No debemos engañarnos pensando que ese movimiento pueda llevar a una renovación de la religión. Es solamente un nuevo modo de practicar la gnosis, es decir, esa postura del espíritu que, en nombre de un profundo conocimiento de Dios, acaba por tergiversar Su Palabra sustituyéndola por palabras que son solamente humanas. La gnosis no ha desaparecido nunca del ámbito del cristianismo, sino que ha convivido siempre con él, a veces bajo la forma de corrientes filosóficas, más a menudo con modalidades religiosas o pararreligiosas, con una decidida aunque a veces no declarada divergencia con lo que es esencialmente cristiano”.
(7) Jesucristo, portador del agua de la vida, una reflexión cristiana sobre la “nueva era”, Consejo Pontificio de la Cultura – Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.
InfoCatólica (17/7/2013): Bert Thelen ya no es jesuita. Y tampoco quiere ser sacerdote. En una carta publicada en diversos medios de comunicación estadounidenses (se lee íntegra en el NCR), ha anunciado tanto su intención de abandonar su orden y el sacerdocio como las razones de dicha decisión.
Leyendo sus argumentos, lo que cabe preguntar es por qué ha tardado tanto en dar ese paso. Su idea de lo que debe ser la Iglesia es cualquier cosa menos católica. Lo de menos es que le parezca mal que no se ordenen las mujeres o que el catolicismo no acepte el matrimonio entre homosexuales. Su heterodoxia en esos asuntos es fruto de herejías mayores de carácter eclesiológico y cristológico. Por ejemplo, habla del Cristo cósmico en términos muy similares a como lo hacen los gurús de la Nueva Era. Una cosa es proponer un sano ecologismo y otra lanzarse por esa vereda pesudo-esotérica.
El problema es que resulta difícil de creer que este hombre de 80 años haya llegado a esas conclusiones en poco tiempo. Seguramente ha venido madurando sus ideas desde hace décadas. Y, lo peor de todo, es muy probable que las haya transmitido a los fieles que han estado a su cargo pastoral. Ahí es donde está el drama. Que un alma se pierda por el abismo del error es grave pero hasta cierto punto normal. Que además sea guía para que otras almas sigan por su camino de perdición, sin que nadie haya hecho nada por evitarlo, no es ni normal ni admisible.
Es lo que ha ocurrido en esta ocasión. Su parroquia (S. Juan en el campus de Creighton) ha publicado en su boletín un comunicado alabando su “testimonio profético“. Dicen que “Bert nos ha ayudado a soñar con lo que la iglesia puede ser cuando el amor a Dios y amor al prójimo se toman en serio“.
¿Y bien? ¿qué hace ahora la Iglesia con esa parroquia que ve al señor Thelen como un profeta? ¿es realmente católica? ¿cuántos fieles no se habrán visto “contaminados” por sus tesis heréticas?
¿Cuántos Bert Thelen no habrá en otras parroquias repartidas por todo el mundo?¿quién vigila por la salud espiritual de sus fieles? ¿quién nos asegura que no hay sacerdotes y religiosos como él que deciden seguir soltando el veneno del error sin llegar a ser tan coherentes como para abandonar el sacerdocio y/o la vida consagrada?
Bert Thelen es la excepción. La mayor parte de los heterodoxos deciden quedarse dentro del rebaño de Cristo, devorando a las ovejas que dejan de recibir el buen pasto de la espiritualidad católica. Los buenos pastores, ha dicho el Papa, deben oler a oveja. Pero hay lobos que están tan acostumbrados a vivir en el rebaño de Cristo, que también se les ha pegado el olor a oveja. Un buen pastor debe también tener la vista y el olfato lo suficientemente desarrollado como para detectar al lobo que se ha introducido en su rebaño y está causando un estropicio irreparable. La inacción ante el error es una negligencia que trae como consecuencia la condenación de muchos.
La Iglesia no puede esperar a que los heterodoxos abandonen por voluntad propia el ministerio sacerdotal o la vida consagrada. Ha de retirarles mucho antes para evitar que hagan daño a otros. Por supuesto, dejando siempre abierta la puerta a la gracia que les lleva a la conversión y la reconciliación. Pero si no se convierten, sobran.
Luis Fernando Pérez Bustamante
Se Recomienda
Google+: Santiago Clavijo España
Editor-Autor: Santiago Clavijo
Información contra el virus ideológico de Satanás
Causante de la crisis religiosa, ética, social y política

FORO Anti-Masónico Hispano-Americano 

Temas preferentes de Santiago Clavijo
RELIGIÓN
MASONERÍA
HISTORIA
POLÍTICA
CIENCIA

Autores del "FORO Anti-Masónico"
RELIGIÓN
HISTORIA
ACTUALIDAD
(Víctor Gago)
(IgnacioArsuaga-Gádor Joya)
(Leonor Tamayo)
(Cristina Martín Jiménez)
(Roberto Centeno)
Selección de Libros y Vídeos
  1. Jakim Boor (Francisco Franco). Masonería
  2. Monseñor Jouin. Protocolos de los sabios de Sión
  3. Jean Lombard. La cara oculta de la Historia Moderna (1979)
  4. Juan Antonio Cervera. La red del Poder (1984)
  5. Martín de Lozano. Nuevo Orden Mundial (1996)
  6. Padre Julio de la Vega. El complejo mundo de las Sectas (2000)
  7. Ricardo de la Cierva. Masonería invisible (2002)
  8. Padre Juan Cladio Sanahuja. Desarrollo Sustentable (2003) 
  9. Padre Manuel Guerra. Cien preguntas clave sobre "New Age" (2004)
  10. Padre Manuel Guerra. Trama Masónica (2006)
  11. Padre Juan Claudio Sanahuja. Poder Global y Religión Universal (2010)
  12. Manuel Galiana. Nuevo Orden Mundial, Masonería y Sionismo (2011)
  13. Guillermo Buhigas. Sionismo, iluminados y masonería (2012)
  14. Padre Manuel Guerra. Masonería, Religión y Política (2012)
  15. Padre Alfredo Sáenz. NUEVO ORDEN MUNDIAL (2012)
  16. Padre Alfredo Sáenz. MASONERÍA (2012)
  17. Santiago Lanús. Fátima, Garabandal y Ámsterdam (2013)
  18. Alberto Bárcena. Masonería y Nuevo Orden Mundial (2013)
  19. Cristina Martín Jiménez. Perdidos: Los planes secretos del Club Bilderberg (2013)
  20. Monseñor Juan Claudio Sanahuja. El gran Desafío (2014)
  21. Juan Gutiérrez Delgado. "New Age", la falsa religión (2014)
  22. Jaime Duarte. El engaño "NUEVA ERA" (2014)
  23. Padre José Luis Saavedra. GARABANDAL, mensaje de Esperanza (2015)
  24. Michael O’Brien. El Padre Elías en Jerusalén (2015)